Pesos y contrapesos
Oct 13, 2016
Arturo Damm

Tomándole el pulso (II)

¿Qué pasó con el consumo privado a lo largo de los siete primeros meses de este 2016?

¿Cómo va la economía? Ya analicé, intentando responder, en el Pesos y Contrapesos anterior, el comportamiento de la inversión fija bruta, que tiene que ver con la producción, comportamiento que a últimas fechas ha dejado mucho que desear. Toca el turno ahora, en el otro extremo del espectro económico, al consumo privado, CP, que mide la compra de bienes y servicios, no suntuarios, de las familias residentes en el país, y que no es otra cosa más que el consumo de las familias, por lo que resulta un buen indicador del bienestar de las mismas, mismo que depende de la cantidad, la calidad y la variedad de los bienes y servicios a su disposición.

Al igual que lo hice con la inversión fija bruta, analizaré el comportamiento del CP en términos mensuales (comparando cada mes con el mes anterior, la mejor manera de tomarle el pulso a la economía) y desestacionalizados (eliminado los efectos estacionales y de calendario, lo cual nos permite un mejor diagnóstico).

En mayo el CP creció 1.7 por ciento, en junio 0.9, y en mayo 0.1, sumándose dos meses consecutivos de crecimiento cada vez menor, que está a punto de convertirse en decrecimiento (lo que pasó en agosto lo sabremos hasta el 7 de noviembre). Entre enero y julio del 2014, hace dos años, el crecimiento promedio mensual del CP fue del 0.29 por ciento. Hace un año, entre enero y julio del 2015, resultó de 0.39 puntos porcentuales. ¿Qué pasó a lo largo de los siete primeros meses de este 2016?  El crecimiento promedio mensual del CP fue del 0.26 por ciento, el menor de los tres últimos años.

En julio el CP de bienes y servicios de origen nacional creció 0.4 por ciento. El de origen importado decreció 1.6 por ciento, consecuencia de la depreciación del peso frente al dólar, que entre el 1 de enero y el 31 de julio fue del 8.9 por ciento. La depreciación ya está afectando el bienestar de las familias mexicanas.

Continuará.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El problema, para los dictadores, es que no pueden eliminar la libertad del ser humano. Sólo pueden prohibir su ejercicio, prohibición a la que se opone, precisamente, la libertad.

Othmar K. Amagi
Entrar
Encuesta de la semana
Termina la era “TLCAN” y comienza la era “T-MEC”. ¿Considera que será suficiente para remolcar a la economía mexicana y hacerla crecer a pesar de que los motores internos están apagados (consumo, inversión, inversión gubernamental)?
Artículos recientes...