LUNES, 24 DE OCTUBRE DE 2016
Dólares, reservas y pesos (I)

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Propaganda, censura y autocracia

Arturo Damm
• Progreso social, ¿hacia dónde?

Luis Pazos
• Pemex: ideologías contra aritmética

Arturo Damm
• Afirmaciones falaces

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)

Arturo Damm
• ¿Otra tenencia?

Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Hay quienes creen que el peso está respaldado por el dólar. Están equivocados: el peso no tiene respaldo alguno.”


Hay quienes creen que el peso está respaldado por el dólar, siendo ésta la razón de ser de las reservas del Banco de México: más de 175 mil millones de dólares al momento de escribir estas líneas. Están equivocados: el peso no tiene respaldo alguno, siendo dinero fiduciario, sin respaldo de ningún tipo, sin ningún valor intrínseco. Hoy un peso equivale a…, a cualquier cosa que pueda comprarse con un peso, no existiendo una equivalencia fija. Lo explico.

Que el dinero esté respaldo por algo quiere decir que su productor tiene la obligación legal de entregar, a la vista al portador, una determinada cantidad, ¡que debe ser fija a lo largo del tiempo!, de ese algo. Históricamente ese algo fueron el oro y la plata, y dejaron de serlo a partir del 15 de agosto de 1971, fecha en la cual Richard Nixon le dio el tiro de gracia a lo que quedaba (¡que ya no era mucho!), del patrón oro (del dinero respaldado por ese metal), cuando dejó de respaldar al dólar con oro, a razón de un dólar por 0.83 gramos de oro, tal y como se convino, en 1944, en los acuerdos de Bretton Woods: Estados Unidos respaldaría, ¡a una tasa fija!, al dólar con oro, y los países firmantes del acuerdo respaldarían su moneda, ¡a un tipo de cambio fijo!, con el dólar. Al paso del tiempo ninguna de las partes cumplió.

Si el peso estuviera respaldado por el dólar el Banco de México, productor del dinero, tendría la obligación legal de entregar, a la vista al portador, una determinada cantidad, ¡fija a lo largo del tiempo!, de dólares. El banco central, ¿tiene esa obligación legal? No. Entonces, el peso, ¿no está respaldado por el dólar? No. Entonces, ¿qué respalda al peso? Nada, dado que el Banco de México no tiene la obligación legal de entregar nada, a nadie, a cambio de los pesos que produce. Entonces, ¿para qué sirven las reservas de dólares del Banco de México?

Continuará.

• Inflación / Política monetaria • Política cambiaria

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus