JUEVES, 3 DE NOVIEMBRE DE 2016
Repunte inflacionario (II)

¿La cancelación de la construcción de la planta de Constellation Brands en Mexicali representa un punto de quiebre entre el gobierno y los empresarios?
No, habrá más proyectos
Definitivamente



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a Mexico? (II)

Arturo Damm
• Empresario = Benefactor

Santos Mercado
• Una sociedad bien organizada

Víctor Hugo Becerra
• El coronavirus es el iceberg y México es el Titanic

Arturo Damm
• Art. 39 CFF

Isaac Katz
• La gran crisis

Arturo Damm
• Comercio exterior, de mal en peor


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“La TII como medio para combatir la inflación ¿ha sido eficaz? Y si no, ¿cuál es la alternativa?”


En lo que va del año (31 de diciembre del 2015 al 15 de octubre del 2016), la inflación anual pasó del 2.13 al 3.10 por ciento, lo cual dio como resultado un repunte de 0.97 puntos porcentuales, equivalentes al 45.5 por ciento. Ante el repunte inflacionario el Banco de México ha echado mano de su herramienta de política monetaria, la Tasa de Interés Interbancaria, TII, y en lo que va del año la ha incrementado en tres ocasiones. Primera, el 17 de febrero, de 3.25 a 3.75 por ciento. Segunda, el 30 de junio, de 3.75 a 4.25 por ciento. Tercera, el 29 de septiembre, de 4.25 a 4.75 por ciento, con el fin, según se lee en cada uno de los comunicados respectivos, de contrarrestar las presiones inflacionarias, producto de la depreciación del peso frente al dólar, y de mantener ancladas las expectativas de inflación alrededor de la meta permanente (¿¡?!) del 3.00 por ciento, más menos un punto porcentual de margen de error.

En lo que va del año la TII ha pasado de 3.25 a 4.75 por ciento, un incremento de 1.50 puntos porcentuales, equivalente a un repunte del 46.2 por ciento, todo ello con el objetivo de contener la inflación, misma que, curiosamente, entre el 31 de diciembre y el 15 de octubre, registró un repunte del 45.5 por ciento, muy parecido al repunte en la TII que, no hay que olvidar, es un precio, el del crédito, lo cual nos debe plantear esta pregunta: ¿resulta lógico combatir el alza de precios con el alza de un precio? ¿Resulta eficaz? El comportamiento reciente de la inflación ¿qué nos responde?, pudiéndose argumentar que, sin el alza en la TII, el repunte inflacionario hubiera sido mayor. ¿Será?

Sin tener espacio para explicar cuál es la “lógica” que hay detrás del alza en la TII como medio para combatir la inflación (explicación que ya he dado en otros Pesos y Contrapesos), pregunto, ¿ha sido eficaz? Y si no, ¿cuál es la alternativa?

Continuará.

• Inflación / Política monetaria

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus