MARTES, 20 DE DICIEMBRE DE 2016
TII, ¿otra oportunidad? (II)

¿La cancelación de la construcción de la planta de Constellation Brands en Mexicali representa un punto de quiebre entre el gobierno y los empresarios?
No, habrá más proyectos
Definitivamente



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Crisis financiera en EU

Arturo Damm
• Condiciones de empleo y cuarentena

Santos Mercado
• La salud en manos de la burocracia política

Asael Polo Hernández
• AMLO pisotea a micro y pequeños empresarios: principales empleadores

Arturo Damm
• Son las empresas

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a Mexico? (I)

Arturo Damm
• Empobrecimiento


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“El aumento en la TII, ¿ha sido eficaz para contrarrestar las presiones inflacionarias?”


La tarea del Banco de México, establecida en el artículo 28 constitucional, y recogida en la ley del banco central, es “procurar la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda nacional”, tarea que las autoridades monetarias han entendido (¿arbitrariamente?) como una inflación del 3 por ciento, más menos un punto porcentual de margen de error, por lo que cualquier inflación entre el 2 y el 4 por ciento cumple con dicha meta, que las autoridades monetarias llaman la meta permanente de inflación, misma que se ha logrado en cinco de los siete años que lleva Agustín Carstens al frente del banco central: 2010, 4.40 por ciento; 2011, 3.82; 2012, 3.57; 2013, 3.97; 2014, 4.08; 2015, 2.13; 2016, 3.31 por ciento (a noviembre).

Ubicándose la inflación todavía dentro de la banda del 2 al 4 por ciento, lo que preocupa es su repunte, de 2.13 a 3.31 por ciento, en tan solo once meses, de diciembre del 2015 a noviembre del 2016, repunte de 1.18 puntos porcentuales, equivalente al 55.4 por ciento, lo que llevó a las autoridades monetarias a elevar, en cinco ocasiones, la Tasa de Interés Interbancaria (TII), con la intención de contrarrestar las presiones inflacionarias. El 17 de febrero la aumentaron de 3.25 a 3.75 por ciento; el 30 de junio de 3.75 a 4.25;  el 29 de septiembre de 4.25 a 4.75; el 17 de noviembre de 4.75 a 5.25, y el pasado 15 de diciembre de 5.25 a 5.75 por ciento, con el fin de combatir el repunte en la inflación. ¿Qué tan eficaz resultó la medida?

Comenzamos el 2016 con una TII de 3.25 por ciento y una inflación de 2.13 puntos porcentuales. Terminaremos el 2016 con la TII en 5.75 puntos porcentuales y la inflación en 3.41 por ciento (según el resultado de la Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, correspondiente a diciembre, del Banco de México). El aumento en la TII, ¿ha sido eficaz para contrarrestar las presiones inflacionarias?

Continuará.

• Inflación / Política monetaria

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus