VIERNES, 17 DE FEBRERO DE 2017
Expandir el mercado interno, ¿cómo? (V)

¿A quiénes deben ir dirigidos los apoyos por parte del gobierno en esta crisis provocada por el Covid19?
A las personas
A las empresas
Sólo a las Pymes
A todos
A nadie



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Santos Mercado
• Después de la pandemia, a resolver la crisis económica

Manuel Suárez Mier
• Liderazgos fallidos

Arturo Damm
• Domingo, día clave

Fernando Amerlinck
• Hernán Cortés, el padre de la patria

Luis Pazos
• AMLO, ¿suicidio político?

Arturo Damm
• Lo ha dicho Negrete

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a México? (II)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Si la aplicación de la receta keynesiana resulta imposible (¡y qué bueno que así sea!), ¿por dónde expandir el mercado interno?”


En México la aplicación de la receta keynesiana (que el gobierno gaste más, sin que nadie más gaste menos, con el fin de aumentar la demanda, con la intención de incentivar la producción y oferta, y la creación de empleos y generación de ingreso) resulta, dada la autonomía del Banco de México, imposible. Para que el gobierno gaste más sin que nadie más gaste menos se requiere financiar ese mayor gasto gubernamental con producción de dinero, para lo cual el gobierno debe poder obligar al banco central a producirlo y dárselo, lo cual en México, gracias a la autonomía del banco central, resulta imposible, tal y como se afirma en el artículo 28 constitucional: “El Estado tendrá un banco central que será autónomo en el ejercicio de sus funciones (…) Ninguna autoridad podrá ordenar al banco conceder financiamiento”, es decir, a producir dinero y dárselo.

Si la aplicación de la receta keynesiana resulta imposible (¡y qué bueno que así sea!), ¿por dónde expandir el mercado interno? Por la supply side economics (economía por el lado de la oferta), que supone, antes que cualquier otra cosa, aumentar la competitividad de la economía mexicana, haciéndola más segura y confiable para las inversiones directas, que abren empresas, producen bienes y servicios, crean empleos y generan ingresos, todo lo cual se da por el lado de la producción y la oferta (por eso lo de supply side economics), todo lo cual tiene efectos por el lado de la demanda: dados los empleos e  ingresos generados por el lado de la oferta se ocasiona compra y consumo por el lado de la demanda, sin ocasionar aumentos en los precios (que en estos momentos, en México, supondría mayores aumentos en los precios de los que se han registrado recientemente).

La expansión del mercado interno debe darse por supply side economics, porque, dada la autonomía del Banco de México, no puede darse por demand side economics y, lo más importante, porque no debe darse, aunque se pudiera, por ese lado.

• Cultura económica • keynesianismo • Supply-Side

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus