VIERNES, 24 DE FEBRERO DE 2017
Álamos 24

¿Usted considera que la política debe estar por encima de la economía?
Sí, la política debe estar por encima de la economía
No, la economía debe estar por encima de la política
No, la economía debe estar al margen de la política
No sé



El punto sobre la i
“Trato de tomar los mejores elementos de la justicia social y de la libertad económica. Lo que exploro es la posibilidad de una tercera constelación, más alta que las otras dos, moralmente mejor. Libertad económica, sí; justicia social, sí.”
John Tomasi


Más artículos...
Luis Pazos
• Más impuestos menos crecimiento ¡lógico!

Arturo Damm
• Desaceleración, más muestras

Ricardo Valenzuela
• ¿Quiénes controlan los gobiernos? (I)

Isaac Katz
• ¿Qué falló? (I)

Arturo Damm
• La tasa y el crecimiento

Víctor Hugo Becerra
• Amando a tu verdugo

Manuel Suárez Mier







“México saldría aún peor librado si adoptara políticas similares a las de EU en reciprocidad.”


El fin de semana pasado se celebró el coloquio de la Alianza de Álamos que desde hace 24 años reúne a un grupo de académicos y practicantes de las políticas económicas liberales para discutir los temas de mayor interés, sobre todo para los países de nuestro continente y particularmente los de México.

La calidad de estos coloquios suele ser elevada en función de los ponentes e invitados pero tengo la impresión que en este año se superaron todas las cotas logradas en ocasiones anteriores y se alcanzó un nivel que va a resultar complicado replicar el año próximo, justo cuando Álamos celebrará su aniversario de plata.

Empezamos a elaborar el programa cuando parecía muy remoto que Donald Trump llegara a la presidencia de EU, a pesar de los cual se incluyeron los temas esenciales para tratar de explicar el surgimiento del populismo económico y aislacionismo político en un número creciente de países, empezando por la potencia hegemónica.

La presentación de la tragedia argentina, un país entre los más ricos del mundo y que gracias a la reiteración de políticas populistas emprendió un proceso de empobrecimiento sin paralelo en la historia económica de las naciones, desembocó en la pregunta de por qué ese modelo fracasado es ahora copiado por otros, incluido EU.

La salida del Reino Unido (RU) de la Unión Europea (UE) se trató por uno de los ponentes como la rebelión de los auténticos liberales ante la expansión de un estado supranacional regulatorio que, como la humedad, permea a todos los ámbitos de las economías de los países miembros, lo que permitirá al RU seguir una mejor ruta.

Concediendo que hay indudables excesos en la hiper-burocratización regulatoria de la UE, creo que el ponente ignoró las enormes aportaciones de la UE a la paz y prosperidad de una Europa devastada por nacionalismos fratricidas y constantes conflictos bélicos que con el avance técnico amagaban con la exterminación universal.

Se dio un debate interesante sobre si las tendencias nacionalistas que vemos surgir por todos lados son parte de un mismo fenómeno y hubo opiniones encontradas al respecto dadas las características diversas de cada uno de esos movimientos, pero se reconoció que también hay elementos comunes, como su rechazo a la inmigración.

En cuanto al futuro de las reformas estructurales para promover la competencia en los países y entre ellos, hubo acuerdo en que la ominosa sombra del proteccionismo se torna en grave desincentivo para seguir por la senda reformista pues la tentación de ejercer represalias ante actos unilaterales como los que amenaza EU, es vigorosa.

Se hizo una interesante presentación de la historia de las políticas económicas en Chile y fue fascinante observar que a lo largo de más de doscientos años de vida independiente ese país ha tenido un comportamiento pendular, con dos lapsos en los que se siguieron políticas pro-crecimiento y gran progreso, y otros tantos de populismo, proteccionismo y desastrosos resultados económicos y sociales.

Se enfatizó la prioridad para los países de seguir las políticas económicas correctas a pesar que otros hagan lo contrario, como lo consiguió Nueva Zelandia, pero se reconoció que las presiones políticas lo harían sumamente difícil lo que exige de un liderazgo político claridoso y firme.

Los asistentes reconocieron de forma unánime que México enfrenta retos sumamente complejos por las incesantes amenazas de Trump tanto en migración como en comercio, pero también hubo acuerdo en que el país saldría aún peor librado si adoptara políticas similares en reciprocidad.

La semana próxima seguiré con los temas macroeconómicos de este excelente coloquio.

• Álamos Alliance

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus