VIERNES, 10 DE MARZO DE 2017
Repunte en la inflación: comentarios

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Propaganda, censura y autocracia

Arturo Damm
• Progreso social, ¿hacia dónde?

Luis Pazos
• Pemex: ideologías contra aritmética

Arturo Damm
• Afirmaciones falaces

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)

Arturo Damm
• ¿Otra tenencia?

Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Independientemente del comportamiento particular de los distintos subíndices de inflación, ¿quién tiene la culpa?”


En términos anuales (comparando cada mes con el mismo mes del año anterior), en febrero de 2016 la inflación (medida por el comportamiento del Índice Nacional de Precios al Consumidor, INPC) fue 2.87 por ciento. En febrero pasado fue 4.86. El repunte fue del 69.3 por ciento.

Lo primero que hay que comentar es que sumamos dos meses –enero (4.75 por ciento) y febrero (4.86 por ciento)– con la inflación por arriba de la máxima “permitida” según la meta establecida por las autoridades monetarias: 3.00 por ciento, más menos un punto porcentual de margen de error.

Lo segundo que hay que comentar es que la inflación subyacente, que se calcula eliminado del INPC los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles (agropecuarios, energéticos, y tarifas autorizadas por el gobierno: trámites vehiculares; transporte colectivo; estacionamientos; autobuses urbanos; derechos por suministro de agua; taxis; metro y transportes eléctricos; cuotas de autopistas; expedición de documentos del sector público), siendo un mejor indicador del comportamiento de la inflación, fue 4.26 por ciento en febrero, por arriba de la meta de inflación, lo cual, por tratarse de la inflación subyacente, resulta más preocupante.

Lo tercero que hay que comentar es que la inflación que más aumentó en febrero fue la de los energéticos y las tarifas autorizadas por el gobierno: 12.48 por ciento. Energéticos aumentaron 17.16 por ciento; tarifas autorizadas por el gobierno se incrementaron 3.94 por ciento.

Lo cuarto que vale la pena comentar es que la única inflación que bajó fue la de los productos agropecuarios, que tuvieron deflación de 2.14 por ciento (frutas y verduras menos 11.20 por ciento; productos pecuarios más 3.69 por ciento), sumando tres meses consecutivos con inflación a la baja: noviembre, 5.56; diciembre, 4.15; enero, 0.53; febrero, menos 2.14 por ciento.

Independientemente del comportamiento particular de los distintos subíndices de inflación, la inflación “general”, que hace un año estaba en 2.87 por ciento, hoy está en 4.86 puntos porcentuales, lo cual plantea la siguiente pregunta: ¿y quién tiene la culpa?

• Inflación / Política monetaria • Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus