Pesos y contrapesos
Abr 10, 2017
Arturo Damm

Capitalismo de compadres

El capitalismo de compadres impide que las ventajas del verdadero capitalismo se traduzcan en un mayor bienestar para los consumidores.

Si una de las principales variables para analizar el desempeño económico es el Producto Interno Bruto, el PIB, que es la producción de bienes y servicios, con la cual se mide el crecimiento de la economía, entonces el desempeño de la economía mexicana, en la época del llamado neoliberalismo, que muchos identifican erróneamente con el capitalismo y la economía de mercado, ha dejado mucho que desear, porque no mejoró el desempeño del PIB, ni con la primera ronda de reformas estructurales (las del salinato: TLC, privatizaciones, autonomía del Banco de México, etc.), ni con la segunda (las del peñanietismo: de competencia, de telecomunicaciones, energética, etc.). Muchos culpan al capitalismo, lo cual es incorrecto, porque en México no hemos tenido verdadero capitalismo, verdadera economía de mercado, verdadero liberalismo económico, basado en la libertad individual, la propiedad privada, y la responsabilidad personal; en el laissez-faire (dejar hacer) y en el laissez-avoir (dejar poseer).

En México el capitalismo no ha pasado de ser capitalismo de compadres (crony- capitalism), que consiste en el contubernio entre el poder político y los intereses de ciertos grupos empresariales, los que tienen acceso a ese poder, componenda que se traduce en privilegios para dichos grupos empresariales, que se traducen, al final de cuentas, en una menor competencia, y por ello en mayores precios, en deterioro del bienestar de los consumidores. El capitalismo de compadres tiene más de compadrazgo que de capitalismo. Es mercantilismo, puro y duro, que vela por los intereses (ojo: intereses) de los empresarios, no por los derechos (ojo: derechos) de los consumidores.

La revista The Economist calcula el Crony-capitalism index (Índice del capitalismo de compadres), y en la edición 2016 México ocupa el sexto lugar, con Ucrania, Singapur y Filipinas por arriba, e Indonesia, Turquía e India por debajo, capitalismo de compadres que impide que las ventajas del verdadero capitalismo se traduzcan en un mayor bienestar para los consumidores, capitalismo de compadres que es responsabilidad, principalmente del gobierno, quien concede, a favor de grupos empresariales, privilegios.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El problema, para los dictadores, es que no pueden eliminar la libertad del ser humano. Sólo pueden prohibir su ejercicio, prohibición a la que se opone, precisamente, la libertad.

Othmar K. Amagi
Entrar
Encuesta de la semana
Termina la era “TLCAN” y comienza la era “T-MEC”. ¿Considera que será suficiente para remolcar a la economía mexicana y hacerla crecer a pesar de que los motores internos están apagados (consumo, inversión, inversión gubernamental)?
Artículos recientes...