JUEVES, 27 DE ABRIL DE 2017
El uso de los impuestos

¿A quiénes deben ir dirigidos los apoyos por parte del gobierno en esta crisis provocada por el Covid19?
A las personas
A las empresas
Sólo a las Pymes
A todos
A nadie



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Santos Mercado
• Después de la pandemia, a resolver la crisis económica

Manuel Suárez Mier
• Liderazgos fallidos

Arturo Damm
• Domingo, día clave

Fernando Amerlinck
• Hernán Cortés, el padre de la patria

Luis Pazos
• AMLO, ¿suicidio político?

Arturo Damm
• Lo ha dicho Negrete

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a México? (II)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿La producción, la creación de empleos y la generación de ingresos deben incentivarse por medio de los impuestos?”


Escribo estos Pesos y Contrapesos sin conocer cuál fue la propuesta tributaria que presentó Donald Trump, de la cual a priori supimos, en términos generales, esto: 1) reducción del impuesto (ISR) corporativo (a las ganancias de los empresarios) del 35 al 15 por ciento; 2) reducción del impuesto (ISR) a la clase media (sin especificar cuánto y sin definir a qué segmentos de la clase media); 3) aplicación de un impuesto del 10 por ciento a las ganancias de empresas estadounidenses que operan fuera de los Estados Unidos; 4) posible aplicación del Border Adjustment Tax, por el que se eliminarían las deducciones de impuestos a las importaciones hacia los Estados Unidos y se exentaría del pago de impuestos a las exportación de productos estadounidenses.

¿Cuáles son los objetivos de estas medidas tributarias? Con la primera, incentivar la inversión directa en los Estados Unidos, y por lo tanto la producción, la creación de empleos y la generación de ingresos. Con la segunda, aumentar el ingreso disponible (el que queda una vez que se han pagado los impuestos) de la clase media e incentivar su consumo, con la pretensión keynesiana de que ello incentive, a su vez, la producción, la creación de empleos y la generación de ingresos. Con la tercera, desincentivar las importaciones hacia la economía estadounidense e incentivar las exportaciones desde la misma, con la intención, nuevamente, de incentivar la producción, la creación de empleos y la generación de ingresos. Con la cuarta, que complementa a la primera, incentivar la repatriación de capitales estadounidenses, invertidos de manera directa en otros países, con el objetivo de que se inviertan directamente en los Estados Unidos, con el fin último de apuntalar la producción, la creación de empleos y la generación de ingresos.

¿Quién puede oponerse a la producción, la creación de empleos y la generación de ingresos? Nadie. La pregunta es si todo ello debe incentivarse por medio de los impuestos, pregunta que tiene que ver con esta otra: ¿cómo se compensará la menor recaudación?

• Impuestos • Estados Unidos

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus