JUEVES, 1 DE JUNIO DE 2017
Superávit de abril, ¿bueno?

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)

Arturo Damm
• ¿Otra tenencia?

Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso

Arturo Damm
• Noticias: una buena, una mala

Manuel Suárez Mier
• Destierro a los expertos

Arturo Damm
• Impuestos, la justificación moral

Luis Pazos
• Presupuesto 2020, ¿realista?


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Lo ideal es tener déficit en la balanza comercial, financiado con inversión extranjera directa. Se obtiene un doble beneficio: mayor oferta y mayor crecimiento.”


En abril las exportaciones de productos mexicanos sumaron 31 mil 485 millones de dólares, y las importaciones de mercancías extranjeras sumaron 30 mil 868 millones, de tal manera que la balanza comercial de México con el resto del mundo resultó superavitaria (exportamos más de lo que importamos) por la cantidad de 617 millones de dólares, lo cual, a todos los de mentalidad mercantilista, los ha de tener satisfechos. ¡Lo ideal es exportar (vender) más de lo que se importa (compra), y eso es, precisamente, es lo que se logró en abril!

Tengamos en cuenta que un superávit, dado que es más lo que se exporta (se vende) que lo que se importa (se compra), da como resultado, en los mercados mexicanos, una menor oferta de bienes, con todo lo que ello supone en términos de un menor bienestar para los mexicanos. En cambio el déficit en la balanza comercial, dado que es más lo que se importa (se compra) que lo que se exporta (se vende), da como resultado, en los mercados mexicanos, una mayor oferta de mercancías, con todo lo que ello supone en términos de un mayor bienestar para los mexicanos.

Que la balanza comercial resulte deficitaria, ¡tal y como conviene que sea!, quiere decir que con lo que se exporta (las divisas obtenidas a cambio de lo vendido en el extranjero) no alcanza para pagar lo que se importa (las divisas necesaria para pagar lo comprado en el extranjero), por lo que de alguna otra fuente deben conseguirse las divisas: remesas; inversión extranjera, tanto directa como de cartera; préstamos; repatriación de capitales, conviniendo que sea la inversión extranjera directa (que abre empresas, produce bienes y servicios, crea empleos, y genera ingresos), la principal fuente de divisas para financiar el déficit en la balanza comercial, porque no solo lo financia, también contribuye al crecimiento de la economía.

Lo ideal es tener déficit en la balanza comercial, financiado con inversión extranjera directa. Se obtiene un doble beneficio: mayor oferta y mayor crecimiento.

• Cultura económica • Problemas económicos de México • Mercantilismo / Proteccionismo

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus