MARTES, 27 DE JUNIO DE 2017
Activista económico

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)

Arturo Damm
• ¿Otra tenencia?

Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso

Arturo Damm
• Noticias: una buena, una mala

Manuel Suárez Mier
• Destierro a los expertos

Arturo Damm
• Impuestos, la justificación moral

Luis Pazos
• Presupuesto 2020, ¿realista?


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Isaac Katz







“He llegado a las siguientes conclusiones respecto de cuáles ideas promocionar con mi activismo económico...”


Durante la semana publiqué en Twitter que así como hay quienes se autocalifican como "activistas políticos" o "activistas sociales", yo me declaraba como un "activista económico". Una primera reflexión al respecto me llevó a pensar: "quién sabe qué será eso, pero suena chido". Sin embargo, dándole más vueltas al asunto, he llegado a las siguientes conclusiones respecto de cuáles ideas promocionar con mi activismo (habrá otros "activistas económicos" que promuevan ideas diferentes).

  1. Los recursos son escasos y de uso diverso; es una realidad inexorable. Por su parte las necesidades que se quieren satisfacer son ilimitadas, múltiples y competitivas. En consecuencia, hay que elegir cómo asignar esos recursos.

  2. Los mercados funcionan. Cuando éstos operan bajo un sistema de precios flexibles y están eficientemente regulados, se constituyen como el mecanismo más eficiente para la asignación de recursos escasos. Los precios justos no existen. Los controles de precios constituyen una distorsión con un costo social, excepto cuando se usan para regular monopolios o monopsonios.

  3. Dado que cada agente económico es poseedor de recursos escasos, buscará asignar éstos hacia aquellos usos en donde obtenga la mayor rentabilidad o satisfacción posible.

  4. Para lograr lo anterior, es crucial que los derechos privados de propiedad estén eficientemente definidos en el marco legal e incluyen la libertad de posesión, la libertad de uso (respetando siempre los derechos de terceros) y la libertad de transferencia a través de transacciones enteramente voluntarias. Además, estos tres derechos son válidos ante un Poder Judicial que tiene que ser independiente, imparcial, eficiente y expedito y cuya principal función es proteger y garantizar estos derechos.

  5. El gobierno no puede intervenir en la esfera privada si no es para hacer cumplir las leyes cuando alguna acción privada lesione los derechos de terceros.

  6. El bienestar de los demandantes y oferentes se maximiza simultáneamente cuando los mercados operan en competencia. Es papel del gobierno, en consecuencia, promover la competencia y perseguir y penalizar las prácticas monopólicas excepto, y solo por tiempo limitado, cuando la práctica sea el resultado de la explotación de una patente.

  7. La libre competencia incluye la plena libertad de comercio exterior así como la libre movilidad de capitales.

  8. La corrupción violenta todos los puntos anteriores y causa una asignación socialmente ineficiente de los recursos.

  9. Para que el sistema de precios opere eficientemente es condición indispensable que haya estabilidad del nivel general de precios. En consecuencia, éste tiene que ser el objetivo primordial del banco central, el cual tiene que ser autónomo.

  10. La política tributaria tiene que ser tal que le provea al gobierno de los recursos necesarios para cumplir sus funciones estrictamente válidas. Además, los gravámenes tienen que ser equitativos y proporcionales y que los incentivos que se deriven del sistema tributario estén alineados con el objetivo de crecimiento económico alto y sostenido.

  11. El gobierno no es propietario, solo administra recursos públicos y, como los derechos de propiedad sobre éstos no están eficientemente definidos, el gasto público normalmente es ineficiente.

Elaboraré sobre estos puntos en artículos subsecuentes.

*Este artículo fue publicado originalmente en El Economista.

• Cultura económica • Serie: Activista económico

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus