Pesos y contrapesos
Jul 6, 2017
Arturo Damm

Más de 50 mil puntos

¿Es éticamente válido que alguien multiplique la cantidad de dinero a su disposición sin que haya contribuido a la producción de riqueza?

Ayer miércoles el Índice de Precios y Cotizaciones, de la Bolsa Mexicana de Valores, se ubicó en los 50 mil 300.81 puntos, por tercera vez en su historia por arriba de las 50 mil unidades, lo cual representó un máximo histórico. Del 1 de enero al 5 de julio el mercado bursátil mexicano acumuló una ganancia nominal del 10.2 por ciento. Al respecto valen la pena dos comentarios.

Primero. El comportamiento de los índices bursátiles es usado, frecuentemente, como un indicador de la confianza de los agentes económicos, por lo menos de los que participan en ese mercado, sobre todo en el secundario, en el cual se ofrecen y demandan, se compran y se venden, acciones. Si los índices aumentan (porque aumentan los precios de las acciones, porque su demanda es mayor que su oferta) tenemos una señal positiva. Si por el contrario disminuyen (porque disminuyen los precios de las acciones, porque su demanda es menor que su oferta) tenemos una negativa. En lo que va del año, mismo que a su inicio se presagiaba difícil, las señales mandadas por el mercado bursátil mexicano han sido positivas.

Segundo. En el mercado secundario se compran y venden acciones con fines especulativos. Un especulador compra una acción a un precio X, con la intención de venderla a un precio de X más N, y obtener la ganancia N, especulación que plantea la siguiente pregunta: ¿es éticamente válido hacer una fortuna sin haber producido riqueza? ¿Es éticamente válido que alguien multiplique la cantidad de dinero a su disposición sin que haya contribuido a la producción de riqueza? (No olvidemos que el dinero no es riqueza, sino el medio de intercambio de la riqueza, que consiste en los bienes y servicios con los que satisfacemos nuestras necesidades). Para responder preguntémonos qué pasaría si todos nos dedicáramos a la especulación bursátil y dejáramos de producir satisfactores. Recordemos el imperativo categórico de Kant: actúa de tal manera que puedas querer que los demás actúen de la misma manera.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El problema, para los dictadores, es que no pueden eliminar la libertad del ser humano. Sólo pueden prohibir su ejercicio, prohibición a la que se opone, precisamente, la libertad.

Othmar K. Amagi
Entrar
Encuesta de la semana
México es el 10° país con más habitantes en el mundo, tenemos altos índices de obesidad y de diabetes, así como de hipertensión, ¿cuál sería un resultado que pudiera considerarse un éxito en la estrategia implementada por el gobierno federal contra la pandemia de Covid-19?
Artículos recientes...
Arturo Damm
• Gobierno neutral
Isaac Katz
• La otra tragedia
Arturo Damm
• Estado de chueco
Manuel Suárez Mier
• Relaciones externas en 2020