VIERNES, 7 DE JULIO DE 2017
Redefinir la relación México-EU

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Propaganda, censura y autocracia

Arturo Damm
• Progreso social, ¿hacia dónde?

Luis Pazos
• Pemex: ideologías contra aritmética

Arturo Damm
• Afirmaciones falaces

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)

Arturo Damm
• ¿Otra tenencia?

Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Manuel Suárez Mier







“Una excelente guía de cómo proceder en la conducción de nuestra agenda bilateral en estos tiempos de incertidumbre y ansiedad.”


El Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (COMEXI) acaba de publicar una excelente propuesta para manejar nuestra relación con EU en vísperas de lo que promete ser una compleja renegociación del TLC de Norteamérica con el gobierno más errático y menos confiable que ha tenido ese país en casi un siglo.

El documento empieza por reconocer el grave daño que hizo a la relación bilateral la infame retórica anti-mexicana de Trump, borrando en breve lapso años de esfuerzos de quienes creímos y luchamos por más estrechos vínculos comerciales, que irremediable y afortunadamente se extendieron a otros ámbitos.

El documento define el objetivo central de persuadir a la opinión pública de EU que tiene un destino compartido con México, que la geografía y la integración ya alcanzada son irreversibles y que “nos hacen corresponsables” de lo que sucede en ambos países.

Para alcanzar este objetivo, el gobierno de México decidió que su estrategia debe incluir todos los temas de la relación bilateral pues hay asuntos de mayor prioridad para unos –comercio y producción conjunta para nosotros– que para los otros –en EU su seguridad nacional primero, para lo que la colaboración de México es forzosa.

Este enfoque es el opuesto al que seguimos en la negociación original del TLC cuando la prioridad para México era liberar el comercio regional y que el trato no se contaminara con otros temas, como migración, pues ello dilataría y hasta pudiera descarrilar la negociación.

COMEXI recomienda que este enfoque integral de la relación bilateral, este concepto de destino compartido, de ninguna manera implique “que todos los frentes deban ser atendidos y, en su caso, negociados simultáneamente, pero sí requiere que el avance en un tema sea contingente a que se logren resultados en el resto.”

Entresaco de este rico documento algunas de sus muchos atinados comentarios y sugerencias específicas:

Una buena parte de esto se hizo hace 25 años en la batalla por la aprobación del TLC, con éxito notable. Ahora hay que volverlo a hacer en una escala mayor pues la era de Trump evidencia lo que ha crecido la desinformación y el odio como amenazas cada vez peores para México.

El manifiesto del COMEXI es una excelente guía de cómo proceder en la conducción de nuestra agenda bilateral en estos tiempos de incertidumbre y ansiedad.



[1] Como lo reconocen las propias fuerzas armadas de EU: Manuel Suarez-Mier Will Mexico become a Failed State? Center for Hemispheric Policy, University of Miami, 2010.
• México - Estados Unidos

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus