VIERNES, 11 DE AGOSTO DE 2017
Motores del crecimiento

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Propaganda, censura y autocracia

Arturo Damm
• Progreso social, ¿hacia dónde?

Luis Pazos
• Pemex: ideologías contra aritmética

Arturo Damm
• Afirmaciones falaces

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos Socialistas (II)

Arturo Damm
• ¿Otra tenencia?

Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Si se mantienen las compras de las familias, el gobierno y los extranjeros, y se eliminan las inversiones directas de las empresas, ¿habrá crecimiento?”


El principal problema de la economía mexicana es el mediocre crecimiento que ha registrado en las últimas tres décadas y media, de 1982 a 2017: 2.3 por ciento, en promedio anual. Dado ese crecimiento mediocre, es que se analiza con cuidado el comportamiento de sus motores, que son: el consumo de las familias, las inversiones de las empresas, el gasto del gobierno, y las exportaciones o, dicho de otra manera, la compra de bienes y servicios de parte de las familias, las empresas, el gobierno y los extranjeros. Estas compras, gastos en bienes y servicios, son considerados por la mayoría de los economistas como los motores del crecimiento de la economía, lo cual es un error. Solo uno de ellos es el motor del crecimiento. Para entenderlo tengamos en cuenta lo siguiente.

El crecimiento de la economía se mide por el comportamiento de la producción de bienes y servicios, el Producto Interno Bruto, PIB, que depende de las inversiones directas de las empresas, es decir, de los gastos de las empresas en los bienes y servicios que requieren para mantener y/o aumentar la producción: instalaciones, maquinaria, equipo, materia prima, mano de obra, etc. La compra de bienes y servicios de parte de las familias, del gobierno y de los extranjeros, ¿incrementa la producción de esos bienes y servicios? No, momento de aclarar lo siguiente: para que los empresarios inviertan directamente con la intención de mantener y/o aumentar la producción de satisfactores deben tener la expectativa de que, producidos y ofrecidos, dichos bienes y servicios se van a demandar y a comprar. Pero esa demanda y compra no es producción y oferta, sino lo contrario: demanda y compra, ya sea de las familias, del gobierno o de los extranjeros. Si el crecimiento se mide por el comportamiento de la producción, solamente la inversión directa de las empresas es motor del mismo. Si se mantienen las compras de las familias, el gobierno y los extranjeros, y se eliminan las inversiones directas de las empresas, ¿habrá crecimiento? No.

• Cultura económica

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus