MIÉRCOLES, 22 DE NOVIEMBRE DE 2017
Renta básica universal, dos comentarios

¿Usted cree que la economía mexicana entrará en recesión en los próximos meses?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Arturo Damm







“¿Hicieron bien las cuentas?”


Leemos, en nota de @politcomx, que “el presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya, en compañía de la dirigente del PRD, Alejandra Barrales, y de MC Dante Delgado, líderes del Frente Ciudadano, propusieron en el Instituto Nacional Electoral (INE), una Renta Básica Universal que le dé un ingreso a todos los mexicanos por el simple hecho de ser mexicanos. El líder panista explicó que la propuesta podría financiarse si se logra reorganizar el gasto social, a lo que añadió que dicho ingreso estaría dirigido a combatir la pobreza y la desigualdad”. Al respecto dos comentarios.

Si la Renta Básica, además de básica, es decir, suficiente para que una persona pueda comprar la canasta básica alimentaria y no alimentaria, ha de ser Universal, y por ello dársele a todo mexicano por el hecho de serlo, podría aliviar la pobreza de los más pobres (teniendo en cuenta que una cosa es aliviar la pobreza, atacando sus efectos, y otra muy distinta erradicarla, combatiendo sus causas), pero no disminuir la desigualdad: si todos los mexicanos recibieran esa renta (de aprobarse, ¿todos la recibirían?), y para cada caso es la misma, la desigualdad seguiría siendo…, ¡la misma!

Con la reorganización del gasto social, ¿alcanzaría para garantizarle a cada mexicano la Renta Básica Universal? Hagamos cuentas. Según el Presupuesto de Egresos de la Federación 2017 este año la Secretaría de Desarrollo Social ejercerá un gasto, el gasto social, de 105 mil millones de pesos. Este año seremos 121 millones de mexicanos. Según datos del CONEVAL, el precio mensual por persona, de la canasta básica alimentaria y no alimentaría, promedio rural y urbana, en octubre fue de 2,408.23 pesos. Supongamos ese mismo precio para todo el año. ¿Resultado? 28,898.76 pesos, por mexicano, multiplicado por 121 millones da 3.5 millones de millones de pesos. El presupuesto de la Secretaría de Desarrollo Social es de “solamente” 105 mil millones de pesos, ¡el 3 por ciento de lo que se necesitaría! Anaya, Barrales y Delgado, ¿hicieron bien las cuentas? Es más, ¿las hicieron?

• Populismo • Política mexicana • Elecciones México 2018

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus