MIÉRCOLES, 17 DE ENERO DE 2018
¿Consecuencia de la inflación?

Según usted, ¿cómo le está yendo a la economía mexicana?
Muy bien
Bien
Regular
Mal
Muy mal



El punto sobre la i
“¿Es que Dios quiere prevenir el mal, pero no es capaz? Entonces no es omnipotente. ¿Es capaz, pero no desea hacerlo? Entonces es malévolo. ¿Es capaz y desea hacerlo? ¿De dónde surge entonces el mal? ¿Es que no es capaz ni desea hacerlo? ¿Entonces por qué llamarlo Dios?”
Epicuro


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• TMEC, feto proteccionista

Arturo Damm
• La rifa

Víctor Hugo Becerra
• López Obrador: Incompetente y criminal

Arturo Damm
• T-MEC, ¿seguridad?

Manuel Suárez Mier
• La nueva ruta a la servidumbre

Asael Hernández
• Las palomas grises en Banxico

Arturo Damm
• Inflación


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿Hasta qué punto el repunte en la inflación, es decir, en la pérdida del poder adquisitivo del peso, explica la caída en el consumo privado?”


El desempeño de una economía debe medirse a nivel de la economía familiar, del bienestar de los miembros de las familias, bienestar que depende de la cantidad, calidad y variedad de los bienes y servicios de los que disponen, mismos que, dada la división del trabajo, hay que comprar.

Mes tras mes el INEGI reporta el comportamiento del consumo privado, que es las compras de los hogares residentes en el país de bienes y servicios de consumo, excluidas las compras de viviendas y objetos valiosos. Ya tenemos los datos para el pasado mes de octubre y las noticias no son buenas.

Entre enero y octubre de 2015, hace tres años, el consumo privado creció, en términos mensuales (comparando cada mes con el mes anterior), en promedio mensual, 0.58 por ciento. Entre enero y octubre de 2016, hace dos años, dicho crecimiento fue menor, del 0.29 por ciento. Entre enero y octubre del 2017, el año pasado, resultó todavía menor, 0.02 por ciento. Sumamos dos años con un crecimiento cada vez menor del consumo familiar. ¿Por qué? Una explicación la podemos encontrar en la mayor pérdida del poder adquisitivo del dinero que se registró en 2016 y 2017 o, dicho de otra manera, en el repunte inflacionario, que fue considerable.

Hace tres años, entre enero y octubre de 2015, la inflación promedio mensual fue del 0.12 por ciento. Un año después, entre enero y octubre de 2016, resultó mayor, del 0.21 por ciento. Transcurrido un año más, entre enero y octubre del 2017, resultó nuevamente mayor, del 0.50 por ciento. ¿Hasta qué punto este repunte en la inflación, es decir, en la pérdida del poder adquisitivo del peso, explica la caída en el consumo privado?

Ceteris paribus, a mayor pérdida en el poder adquisitivo del dinero (0.12, 0.21 y 0.50 por ciento) menor crecimiento del consumo privado (0.58, 0.29 y 0.02 por ciento) y, por ello, mayor deterioro en el bienestar de las familias, nivel al cual debe calificarse el desempeño de la economía.

• Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus