Pesos y contrapesos
Mar 27, 2018
Arturo Damm

Gubernamentalizar la economía

Se afirma que con López Obrador en la Presidencia retornaríamos a la época de la Docena Trágica, lo cual supondría gubernamentalizar, ¡más de lo que ya lo está!, la economía mexicana. Pero la amenaza, antes que en López Obrador, está en el artículo 25 constitucional.

Se dice, y con razón, que con López Obrador en la Presidencia regresaríamos, sobre todo en materia de economía, a los tiempos de Luis Echeverría (1970 – 1976) y José López Portillo (1976 – 1982), tiempos que se conocen como la Docena Trágica, que dio como resultado un importante retroceso en materia económica. Comparemos.

En 1970, al final del Desarrollo Estabilizador (1954 – 1970), la inflación fue 4.7 por ciento. En 1982, al término de la Docena Trágica, fue 98.8 por ciento. En 1970 el crecimiento de la economía, medido por la producción de bienes y servicios, fue 6.5 por ciento. En 1982 fue menos 0.6 por ciento. El resultado de la Docena Trágica, comparado con el del período anterior, el del Desarrollo Estabilizador, fue menor crecimiento y mayor inflación, exactamente lo contrario de lo que debería haber sido: menor inflación y mayor crecimiento.

¿Cuál fue la causa de ese resultado? La gubernamentalización de la economía, el hecho de que a lo largo de los años de la Docena Trágica la participación del gobierno en la economía se amplió y profundizó, proceso que culminó el 1 de septiembre de 1982 con la expropiación y gubernamentalización de la banca privada, que nos puso en la antesala del comunismo. ¿Exagero? Véase el decálogo que presentan Marx y Engels al final del Manifiesto Comunista de 1848, diez elementos que según ellos serían la esencia del comunismo, y compárese con lo que llegamos a tener en México, consecuencia de la Docena Trágica.

Se afirma que con López Obrador en la Presidencia retornaríamos a la época de la Docena Trágica, lo cual supondría gubernamentalizar, ¡más de lo que ya lo está!, la economía mexicana, ampliando y profundizando la participación del gobierno en la misma, partiendo de la creencia de que el progreso económico se logra gracias a la participación directa del gobierno en la economía, tal y como se afirma en el artículo 25 de la Constitución, en el cual leemos que “el Estado planeará, conducirá, coordinará y orientará la actividad económica nacional”, lo cual solamente se logra planeando, conduciendo, coordinando y orientando las actividades económicas de los agentes económicos privados, lo cual viola el derecho individual a la libertad para trabajar, emprender, invertir, producir, distribuir, ofrecer y vender, lo cual es propio de las economías centralmente planificadas, las mismas que han fracasado en todas partes, tal y como lo muestra la historia económica y lo demuestra la ciencia de la economía.

Se señala que con López Obrador en la Presidencia volveríamos a los tiempos de Echeverría y López Portillo, lo cual supondría ampliar y profundizar la participación del gobierno en la economía, lo cual podría hacerse con plena justificación constitucional. La amenaza, antes que en López Obrador, está en el artículo 25 constitucional.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Durante el 1T de 2020 el PIB se contrajo -2.2 % en comparación anual y -1.2% vs trimestre anterior, esto antes de la crisis por el COVID-19. Con esto son 4 trimestres consecutivos con caída, ¿cuándo volveremos a observar crecimiento económico en México?
Artículos recientes...
Manuel Suárez Mier
• ¿Qué sigue a la crisis económica?
Arturo Damm
• El reto
Rodrigo Hernández
• Analfabetismo económico mexicano
Arturo Damm
• Ackerman, ¿victimario?
Ricardo Valenzuela
• La economía cósmica
Arturo Damm
• Decrecimiento, preocupante