JUEVES, 10 DE MAYO DE 2018
Consumo privado, recuperación pero...

¿La cancelación de la construcción de la planta de Constellation Brands en Mexicali representa un punto de quiebre entre el gobierno y los empresarios?
No, habrá más proyectos
Definitivamente



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Crisis financiera en EU

Arturo Damm
• Condiciones de empleo y cuarentena

Santos Mercado
• La salud en manos de la burocracia política

Asael Polo Hernández
• AMLO pisotea a micro y pequeños empresarios: principales empleadores

Arturo Damm
• Son las empresas

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a Mexico? (I)

Arturo Damm
• Empobrecimiento


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿Cómo se comportó el consumo, esa variable tan importante para medir correctamente el desempeño de la economía?”


¿Cuál es la manera correcta de medir el desempeño de una economía? Por el bienestar de las familias, que depende directamente de la cantidad, calidad y variedad de los bienes y servicios con los que cuentan, e indirectamente del empleo, el ingreso y el poder adquisitivo del dinero.

Mes tras mes el INEGI da a conocer lo que se conoce como Consumo Privado en el Mercado Interior (CPMI), que mide la compra de bienes y servicios, tanto nacionales como importados, de parte de las familias residentes en el país, sin contar la adquisición de vivienda y bienes suntuarios. Ya tenemos los resultados de febrero. ¿Cómo se comportó esta variable, tan importante para medir correctamente el desempeño de la economía?

En términos anuales (comparando febrero de este año con febrero del año anterior) y desestacionalizados (eliminando los efectos estacionales y de calendario, lo cual hace posible una mejor comparación), en febrero el CPMI creció 1.8 por ciento. Este, ¿es un buen o mal resultado? Comparemos. Un año antes, en febrero de 2017, el CPMI creció 3.5 por ciento. El resultado de febrero pasado fue menor, mal. Un mes antes, en enero de 2018, el CPMI creció 2.0 por ciento. Nuevamente el resultado de febrero pasado fue menor, mal.

En términos mensuales (comparando febrero de este año con enero de este año) y desestacionalizados, en febrero el CPMI creció 0.2 por ciento. Este resultado, ¿es bueno o malo? Hagamos la comparación. Un año antes, en febrero del 2017, el CPMI creció 0.4 por ciento. El resultado de febrero pasado fue menor, mal. Un mes antes, en enero de 2018, el CPMI decreció 1.2 por ciento. El resultado de febrero pasado fue mayor, bien.

De estas cuatro comparaciones (dos en términos anuales: comparando febrero de 2018 con febrero de 2017 y con enero de 2018; dos en términos mensuales: comparando febrero de 2018 con febrero de 2017 y con enero de 2018), ¿cuál es la mejor para responder a la pregunta cómo va el consumo familiar? La que compara, en términos mensuales, febrero de este año con enero de este año, comparación que arroja un resultado positivo: en enero el CPMI decreció, con relación a diciembre, 1.2 por ciento; en febrero, comparando con enero, creció 0.2 por ciento.

Lo positivo es que, después de haber decrecido en enero (1.2 por ciento), en febrero el CPMI retomó el crecimiento (0.2 puntos porcentuales). Lo negativo es que ese crecimiento se ubica por debajo del crecimiento promedio mensual del CPMI en 2016, 4.5 por ciento, y en 2017, 1.5 puntos porcentuales.

Este año, ¿logrará el CPMI crecer, en promedio mensual, por lo menos lo que creció en 2017, 1.5 por ciento? Una variable que podría contribuir a ello es la inflación que va a la baja: diciembre, 6.77; enero, 5.55; febrero, 5.34; marzo, 5.04; abril, 4.55 por ciento, baja en la inflación que puede verse amenazada por el aumento en el precio del dólar, que ya ronda los 20 pesos.

• Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus