MIÉRCOLES, 30 DE MAYO DE 2018
Pobreza y capital

¿Usted considera que la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia es un golpe de estado?
No
No sé



El punto sobre la i
“El socialismo es moralmente incorrecto, políticamente autoritario y económicamente imposible.”
Enrique Ghersi


Más artículos...
Ricardo Valenzuela
• Moral, el árbol que da moras

Arturo Damm
• Reloj legislativo, artimaña

Víctor Hugo Becerra
• Bolivia: Cinco lecciones para México y América Latina

Arturo Damm
• El mundo laboral

Manuel Suárez Mier
• EU, ¿país poco competitivo?

Arturo Damm
• Nueva baja en la tasa de interés

Luis Pazos
• Y el "Principio de no intervención"


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Si capital humano y capital físico son bienes complementarios, no funcionan el uno sin el otro, el trabajador y el empresario son agentes económicos complementarios. Su punto de encuentro es la empresa.”


La pobreza se supera, no en la medida en la que a los pobres se les provee de los satisfactores que necesitan, sino en la medida en la que logran, gracias a su trabajo, generar el ingreso que les permite comprar los bienes y servicios para la satisfacción de sus necesidades básicas.

Condición necesaria para conseguirlo es el capital humano, definido como los conocimientos, habilidades y actitudes que le permiten a la persona ser productora (capaz de producir bienes y servicios) y productiva (capaz de producir más con menos), siendo el resultado de la educación y la capacitación. La adquisición y perfeccionamiento de capital humano es condición necesaria para superar la pobreza pero, dado que es un bien complementario, no es suficiente. No basta que una persona sea productora y productiva para que encuentre trabajo y genere ingreso.

La principal característica de los bienes complementarios es que no funcionan el uno sin el otro, tal y como es el caso de los automóviles y la gasolina, los aparatos eléctricos y la electricidad, las plumas y la tinta, el café y el agua, etc. El capital humano, sin sus bienes complementarios, sin otros tipos de capital, no sirve. A una persona, con un buen acervo de capital humano, náufraga en una isla, de poco le sirve.

El capital humano debe complementarse con otros tipos de capital, comenzando por el físico: instalaciones (donde trabajar), maquinaria y equipo (con los cuales trabajar), y tecnología (con la cual trabajar mejor, de manera más productiva, haciendo más con menos). El capital humano lo aporta el trabajador, ¿quién aporta el capital físico? El empresario, quien invierte directamente en la construcción de instalaciones, en la fabricación de maquinaria y equipo, en el desarrollo de tecnología. Si capital humano y capital físico son bienes complementarios, no funcionan el uno sin el otro, el trabajador (por el lado de la oferta de trabajo) y el empresario (por el de la demanda) son agentes económicos complementarios. Su punto de encuentro es la empresa.

Capital es todo aquello (conocimientos, habilidades, actitudes; instalaciones, maquinaria, equipo, tecnología, etc.) que le permite al ser humano producir. La mejora en el capital hace posible producir de mejor manera, de forma más productiva, haciendo más con menos, todo lo cual se resume en una sola palabra: economía.

Si la pobreza se supera en la medida en la que los pobres logran generar el ingreso que les permite comprar, en cantidad, calidad y variedad adecuadas, los satisfactores indispensables, esa superación requiere de capital. El trabajador debe aportar el capital humano, el empresario el físico, para lo cual deben crearse las condiciones correctas, siendo ésta una de las principales responsabilidades del gobierno. ¿Cuál de los cuatro candidatos lo entiende mejor? ¿Quién tiene las mejores propuestas?

• Cultura económica • Educación / Capital humano

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus