VIERNES, 15 DE JUNIO DE 2018
La utopía de AMLO

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso

Arturo Damm
• Noticias: una buena, una mala

Manuel Suárez Mier
• Destierro a los expertos

Arturo Damm
• Impuestos, la justificación moral

Luis Pazos
• Presupuesto 2020, ¿realista?

Arturo Damm
• El presupuesto y el crecimiento

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos y Socialistas (I)


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Lo utópico de la propuesta de AMLO es la creencia de que si él es honesto toda la administración pública también lo será, algo que los hechos contradicen. ¿Cuando fue jefe de Gobierno del DF, la administración local lo fue?”


Utopía es el “plan, proyecto, doctrina o sistema deseable que parece de muy difícil realización” y también la “representación imaginativa de una sociedad futura de características favorecedoras del bien humano”. Ambas definiciones permiten hablar de la utopía de AMLO, quien tiene una representación imaginativa de cómo debe ser México (sin corrupción), y un proyecto de difícil realización (terminar con la corrupción).

¿Qué es lo utópico del proyecto de AMLO? No el qué sino el cómo. El qué (terminar con la corrupción) es difícil pero no imposible. El cómo (siendo él honesto) es lo utópico y por lo tanto imposible. ¿Cómo pretende AMLO acabar con la corrupción? Ganando la presidencia y siendo él, el Presidente de la República, honesto, honestidad que irradiará hasta el último rincón de la administración pública, convirtiendo a los corruptos en honestos. Lo ha dicho una y otra vez: las escaleras se barren de arriba hacia abajo, momento de preguntarnos si la corrupción se combate nada más de arriba hacia abajo y qué tan abajo puede llegarse combatiéndola desde arriba.

Pero la utopía no termina con la eliminación de la corrupción, que será solo el comienzo, ya que algo se nos dará por añadidura: el dinero para, sin tener que aumentar impuestos y/o incrementar la deuda gubernamental, financiar todos los proyectos que integran la agenda de gobierno de AMLO, desde las becas para los ninis hasta las pensiones para los adultos, desde el rescate del campo hasta la puesta al día de la industria petrolera, desde la educación gratuita a todos los niveles hasta las becas para quienes estudien el nivel medio superior, etc.  ¿De qué cantidad estamos hablando? El mismo AMLO la menciona cada vez que puede: 550 mil millones de pesos anuales, 3 billones 300 mil millones a lo largo del sexenio, dinero que se rescatará de las manos de los corruptos. Esta cantidad, ¿alcanzará para financiar los proyectos de AMLO?

Según cuentas de algunos analistas el presupuesto necesario para financiar dichos proyectos, que implican gastar más de lo que ya se gasta, asciende a 4 billones de pesos (4 millones de millones) para todo el sexenio, 667 mil millones anuales, 21.3 por ciento más que los 550 mil millones de pesos que se espera rescatar de la corrupción, si todo sale bien: si AMLO actúa honestamente y su honestidad contagia a todos los funcionarios públicos, de tal manera que nunca más alguien vuelve a robarse un peso del presupuesto gubernamental.

Lo utópico de la propuesta de AMLO, siendo ésta su parte esencial, es la creencia de que si él es honesto toda la administración pública (Federal, estatal, municipal) también lo será, algo que los hechos contradicen. Cuando fue jefe de Gobierno del DF, y suponiendo que haya sido honesto, gente cercana a él no lo fue (Ponce, Bejarano, Imaz).

• Demagogia • Corrupción • Elecciones México 2018

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus