SÁBADO, 16 DE JUNIO DE 2018
Mediocridad institucional

¿La cancelación de la construcción de la planta de Constellation Brands en Mexicali representa un punto de quiebre entre el gobierno y los empresarios?
No, habrá más proyectos
Definitivamente



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Santos Mercado
• Una sociedad bien organizada

Víctor Hugo Becerra
• El coronavirus es el iceberg y México es el Titanic

Arturo Damm
• Art. 39 CFF

Isaac Katz
• La gran crisis

Arturo Damm
• Comercio exterior, de mal en peor

Manuel Suárez Mier
• Crisis financiera en EU

Arturo Damm
• Condiciones de empleo y cuarentena


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿Cuál es el resultado de México en materia de calidad institucional?”


Por instituciones hay que entender las reglas del juego, que pueden ser informales (usos y costumbres) o formales (normas jurídicas), de las cuales dependen los incentivos y las conductas de los agentes económicos, tanto por el lado de la producción, oferta y venta, como por el de la demanda, compra y consumo.

Hay quienes consideramos que, cara al progreso económico, definido como la capacidad para producir más y mejores bienes y servicios, para un mayor número de gente, lo más importante son las instituciones, las reglas del juego, que rigen la conducta de los agentes económicos. Consideramos que son más importantes que las políticas económicas del gobierno, que modifican los resultados del mercado, a los cuales llegaron los agentes económicos, oferentes y demandantes, intercambiando según sus intereses.

Para lograr un mayor progreso económico se requiere de instituciones justas y eficaces. Justas: que reconozcan plenamente, definan puntalmente y garanticen jurídicamente los derechos de los agentes económicos a la libertad para producir, ofrecer y vender, para demandar, comprar y consumir, y a la propiedad sobre los ingresos, el patrimonio y los medios de producción. Eficaces: que incentiven la mayor inversión directa posible, que es la que abre empresas, produce bienes y servicios, crea empleos y genera ingresos, todo lo cual es indispensable para que la gente aumente su bienestar, que depende de la cantidad, calidad y variedad de los bienes y servicios de los que dispone. En economía la eficacia depende de la justicia, que depende de las instituciones, comenzando por las normas jurídicas.

Todo lo anterior viene a cuento porque hace unos días Caminos de Libertad y la Red Liberal de América Latina dio a conocer el Índice de Calidad Institucional 2018, que mide precisamente eso: la calidad de las instituciones, de las reglas del juego, sobre todo de las normas jurídicas, en 209 países. Cito del comunicado oficial: “El Índice de Calidad Institucional (ICI) es un esfuerzo por medir el impacto de las instituciones en el desarrollo de las sociedades. La teoría indica que la violación a los derechos de propiedad, la libertad contractual y de precios, así como el exceso de regulaciones afecta la inversión y se paga con menor crecimiento y menor calidad de vida para los ciudadanos. Los datos del ICI parecen confirmar dicha correlación. Los países que han mejorado su calidad institucional en los últimos 10 años han aumentado el flujo de inversión extranjera directa”.

¿Cuál es el resultado de México en materia de calidad institucional? Cito nuevamente: “México se encuentra en el lugar 91 de 209. La incapacidad de mejorar la calidad institucional se traduce en problemas para atraer inversión extranjera directa y con ello mejorar la calidad de vida de los mexicanos”. En una palabra: mediocridad.

• Instituciones

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus