Pesos y contrapesos
Jun 25, 2018
Arturo Damm

Ahorro, primer paso hacia el progreso

¿Cómo vamos en México en materia de ahorro?

El INEGI publicó el Indicador Trimestral del Ahorro Bruto (ITAB) para el primer trimestre del año, que mide “la parte del ingreso disponible que no se gasta ni en bienes ni en servicios de consumo final, permitiendo con estos recursos la adquisición de activos por parte de los agentes económicos”, adquisición de activos que, cuando son físicos (instalaciones, maquinaria, equipo, etc., no financieros (pagarés, etc.), ni tampoco especulativos (acciones, etc.), se transforman en inversión directa, una de las variables más importantes de la economía, ya que de ella depende la producción de bienes y servicios, la creación de empleos, la generación de ingresos.

El crecimiento de la economía se mide por el comportamiento del Producto Interno Bruto (PIB), que consiste en la producción de bienes y servicios para el consumo final. El comportamiento del PIB depende de la inversión directa (ID), que apuntala y abre empresas, produce bienes y servicios, crea empleos y les permite, a quienes obtienen esos nuevos puestos de trabajo, generar ingresos. La ID depende del ahorro, es decir, de la parte del ingreso disponible que no se destina a la compra de bienes y servicios de consumo final, sino a la adquisición de activos, que pueden ser financieros, especulativos o físicos. Que sean lo uno o lo otro depende de la ganancia esperada en cada una de las opciones.

Entre mayor sea la proporción del ahorro destinado a la inversión en activos físicos, es decir, que se convierta en ID, mayor será el crecimiento de la producción de bienes y servicios, mayor será la creación de empleo, mayor será la generación del ingreso, y más y mejores oportunidades tendrá la población para elevar su nivel de bienestar. El primer paso para lograrlo es el ahorro, sin el cual esas oportunidades no se crean.

Según el ITAB, entre enero y marzo de este año el ahorro en la economía mexicana sumó 5.4 millones de millones de pesos, 90.34 por ciento originados en el país, 9.66 por ciento provenientes del resto del mundo, todo lo cual resultó 9.2 por ciento mayor, en términos nominales, que durante el primer trimestre del año anterior.

Como porcentaje del PIB, del ingreso generado en la economía mexicana, ésta fue la evolución del ahorro en los últimos cinco trimestres: primero de 2017, 22.8 por ciento; segundo, 22.7; tercero, 22.8; cuarto, 23.1; primero de 2018, 23.9 por ciento, cifra que resultó 4.82 por ciento mayor que la de un año antes, lo cual quiere decir que, como porcentaje del ingreso generado en el país, se tuvo una mayor disposición de recursos para la inversión física (ID), lo cual no quiere decir que necesariamente ese ahorro se convirtió en inversión física, porque bien pudo haberse transformado en inversión financiera o especulativa.

En materia del ahorro como porcentaje del PIB, ¿cómo se compara México con otros países? El promedio mundial es 24.5.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El gobierno es un mal necesario

Thomas Paine
Entrar
Encuesta de la semana
Datos al cierre de enero: la inversión cae a lo largo de 12 meses y el consumo está virtualmente estancado. ¿Considera que en México existen las condiciones para crear 2 millones de empleos en los siguientes 9 meses?
Artículos recientes...
Ricardo Valenzuela
• ¿Gatevirus contra Trump?
Isaac Katz
• El discurso
Arturo Damm
• AMLO, deudófobo
Asuntos Capitales
• Inversión Fija Bruta
Víctor Hugo Becerra
• López Obrador: La gran estafa