VIERNES, 27 DE JULIO DE 2018
El tuit de Trump

El PIB en todo 2019 se contrajo -0.1%. Dado que la política económica de este gobierno no cambiará, ¿cuál es su pronóstico para 2020?
<0%
Entre 0% y 1%
>1%



El punto sobre la i
“Por mucho que nos duela a los liberales, ninguna Constitución es garantía de la libertad.”
Carlos Rodríguez Braun


Más artículos...
Ricardo Valenzuela
• El nuevo bufón de América Latina

Arturo Damm
• PIB, cifra definitiva

Isaac Katz
• Viejos pobres (II)

Arturo Damm
• Antineoliberalismo, ¿la solución?

Víctor Hugo Becerra
• No es feminicidio, es falta de Estado de Derecho

Arturo Damm
• Neoliberalismo, ¿culpable?

Manuel Suárez Mier
• El misterio chileno


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿Qué supone lo dicho por Trump sobre un eventual tratado de libre comercio entre Estados Unidos y la Unión Europea?”


El pasado martes Trump tuiteó lo siguiente: “La Unión Europea viene a Washington mañana a negociar un tratado de comercio. Tengo una idea para ellos. Ambos, los Estados Unidos y la Unión Europea, soltamos todas las Tarifas, Barreas y Subsidios! A eso se le llamaría finalmente Libre Mercado y Comercio Justo. Espero que ellos lo hagan, nosotros estamos listos – pero no lo harán”.

¿Qué supondría que el gobierno de los Estados Unidos y las autoridades de la Unión Europea eliminen los lastres y obstáculos que arbitrariamente han impuesto a las relaciones comerciales entre europeos y estadounidenses?

Supondría el respeto a la libertad de estadounidenses y europeos para relacionarse comercialmente como más les convenga, sin que los gobiernos condicionen esa relación.

Supondría el libre comercio, y por ello quiero decir el verdadero libre comercio, no el comercio menos lastrado y menos obstaculizado, pero todavía muy obstaculizado y muy lastrado, que tenemos hoy, pese a los avances en la globalización, la integración de bloques comerciales, los tratados de libre comercio.

Supondría eliminar lo artificial, los lastres y obstáculos impuestos por los gobiernos a las relaciones comerciales entre europeos y estadounidenses, para dar paso a lo natural, las relaciones comerciales que espontáneamente se establecerían entre estadounidenses y europeos, según les resulte más conveniente.

Supondría lograr un mayor bien común, que es el resultado de cualquier intercambio entre un comprador y un vendedor, ya que cada uno valora más lo que recibe que lo que da a cambio, siendo el resultado un bien común: bien, porque ambas partes GANAN; común porque AMBAS partes ganan.

Supondría, gracias a la posibilidad de que europeos y estadounidense realicen más intercambios comerciales, una mayor producción de bienes, una mayor creación de empleos, una mayor generación de ingresos, un mayor bienestar.

Supondría reconocer lo importante, el intercambio comercial, y no lo trivial, la nacionalidad de quienes intercambian.

Supondría un ejemplo a seguir por gobiernos de otras naciones, que siguen creyendo en la imposición de lastres y obstáculos a las relaciones comerciales entre personas de distinta nacionalidad como medio para lograr un mayor progreso económico, cuando lo único que se logra es, uno, reducir, en cantidad y calidad, la oferta de bienes a disposición de los consumidores nacionales y, dos, reducir o eliminar la competencia de las importaciones para los productores nacionales, eliminando o reduciendo el único incentivo eficaz para que las empresas logren, en beneficio de los consumidores, la trilogía de la competitividad: menores precios, mayor calidad y mejor servicio.

Todo ello, y mucho más, supondría lo propuesto por Trump, quien, dicho sea de paso, puede hacerlo unilateralmente en beneficio de los consumidores estadounidenses. ¿Lo hará? No.

• Globalización / Comercio internacional • Libertad económica • Estados Unidos

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus