JUEVES, 1 DE NOVIEMBRE DE 2018
¿Y si el pueblo dice que sí?

¿Usted considera que las acciones del actual gobierno concuerdan con sus propuestas de política industrial?
No
No sé



El punto sobre la i
“El dinero en efectivo es una garantía de libertad individual, por su eficiencia, versatilidad, irrastreabilidad y anonimato.”
Víctor H. Becerra


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Estancamiento sincrónico

Arturo Damm
• Riqueza

Roberto Salinas
• Libertad económica

Luis Pazos
• Cero crecimiento en 2019, ¿por qué?

Arturo Damm
• Empobrecimiento

Isaac Katz
• Competitividad

Ricardo Valenzuela
• La sarna del congreso de EU


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Nadie está en contra de los fines planteados, desde la ayuda a los más necesitados hasta el ingreso suficiente para los campesinos. Lo incorrecto son los medios.”


Puede ser que la amañada consulta ciudadana, mediante la cual “el pueblo” decidió la cancelación de la construcción del NAICM en Texcoco, haya sido una primera prueba para hacer de tales ejercicios la manera de legitimar, a través de la voluntad popular, decisiones que dependerán sólo de AMLO, quien, por aquello de que “el pueblo manda y yo obedezco”, tendrá la excusa para cualquier barbaridad que se le ocurra, tal y como sucedió con la cancelación de la construcción del NAICM, sobre todo si, como lo señala Andrés Clariond Rangel, va a preguntarlo todo pero no a todos.

Imaginemos una consulta ciudadana en torno a esta pregunta: ¿Está de acuerdo que el gobierno use los miles de millones de dólares de reservas del Banco de México para ayudar a los más necesitados? ¿Cuál cree usted que sería la respuesta?

O esta otra. ¿Está de acuerdo que se le imponga al Banco de México la tarea de incentivar la producción de bienes y servicios, la creación de empleos y la generación de ingresos? ¿Cuál cree usted que sería la respuesta?

O esta otra. ¿Está de acuerdo que se prohíban las importaciones para incentivar la producción nacional, el empleo de los mexicanos, y el mercado interno? ¿Cuál cree usted que sería la respuesta?

O esta otra. ¿Está de acuerdo que se aumente el salario mínimo lo suficiente para que pueda comprar, por lo menos, la canasta básica alimentaria? ¿Cuál cree usted que sería la respuesta?

O esta otra. ¿Está de acuerdo que el gobierno subsidie gasolinas, diésel y electricidad para que su precio baje en beneficio de todos? ¿Cuál cree usted que sería la respuesta?

O esta otra. ¿Está de acuerdo que se aumenten los impuestos a los ricos para redistribuir el ingreso a favor de los pobres? ¿Cuál cree usted que sería la respuesta?

O esta otra. ¿Está de acuerdo que, para bajar los impuestos, y que la gente tenga más ingreso disponible, el gobierno se endeude más? ¿Cuál cree usted que sería la respuesta?

O esta otra. ¿Está de acuerdo que, con el fin lograr la igualdad de oportunidades, se cobre el impuesto a las herencias de los millonarios? ¿Cuál cree usted que sería la respuesta?

O esta otra. ¿Está de acuerdo que, con el fin de abaratar los productos importados, lo cual beneficiaría al consumidor mexicano, el gobierno imponga un tipo de cambio peso - dólar máximo? ¿Cuál cree usted que sería la respuesta?

O esta otra. ¿Está de acuerdo que el gobierno le garantice a los campesinos un precio mínimo por sus cosechas, de tal manera que su ingreso les alcance para satisfacer sus necesidades básicas? ¿Cuál cree usted que sería la respuesta?

Nadie está en contra de los fines planteados en las preguntas, desde la ayuda a los más necesitados hasta el ingreso suficiente para los campesinos. Pero ninguno de los medios planteados, desde el uso de la reservas del banco central hasta los precios de garantía, es el correcto. Y las preguntas versan sobre los medios.

• Populismo • Demagogia • Transición 2018

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus