MARTES, 26 DE FEBRERO DE 2019
¿Acabar con el liberalismo?

¿Usted considera que la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia es un golpe de estado?
No
No sé



El punto sobre la i
“El socialismo es moralmente incorrecto, políticamente autoritario y económicamente imposible.”
Enrique Ghersi


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• EU, ¿país poco competitivo?

Arturo Damm
• Nueva baja en la tasa de interés

Luis Pazos
• Y el "Principio de no intervención"

Arturo Damm
• Pragmatismo

Ricardo Valenzuela
• El Estado ha iniciado su putrefacción

Arturo Damm
• ¿Desconfianza = desilusión?

Isaac Katz
• Protección de los derechos de propiedad


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Acabar con el liberalismo implica violar los derechos de los agentes económicos a la libertad individual y a la propiedad privada, no solo por el lado de la producción, oferta y venta, sino también por el lado de la demanda, compra y consumo.”


Del neoliberalismo lo que importa es el liberalismo no el neo. El neoliberalismo es esencialmente liberalismo, por lo que, quienes quieren acabar con el neoliberalismo, lo que quieren es acabar con el liberalismo, que en esencia es, en materia económica, el pleno reconocimiento, la definición puntual y la garantía jurídica a los derechos de los agentes económicos, tanto por el lado de producción, oferta y venta de bienes y servicios, como por el lado de la demanda, compra y consumo de satisfactores. En ambos casos se trata del derecho a la libertad individual y del derecho a la propiedad privada, los dos derechos que pretenden violar quienes se proponen acabar con el liberalismo.

Por el lado de la producción, oferta y venta de bienes y servicios el primer derecho es a la libertad individual para emprender (producir, ofrecer y vender satisfactores). El segundo es a la propiedad privada sobre los medios de producción, indispensables para poder producir, ofrecer y vender bienes y servicios (emprender). Sin la propiedad privada sobre los medios de producción no es posible la libertad individual para emprender. La primera es la condición de posibilidad del ejercicio de la segunda, por lo que en la misma medida en la que se limita la primera se limita la segunda. Si se elimina la primera se elimina la segunda.

Por el lado de la demanda, compra y consumo de satisfactores el primer derecho es, también, a la libertad individual para disponer de satisfactores (demandar, comprar y consumir bienes y servicios). El segundo es a la propiedad privada sobre el producto del trabajo, sobre el ingreso, necesario para poder demandar, comprar y consumir bienes y servicios (disponer de satisfactores). Sin la propiedad privada sobre el ingreso no es posible la libertad individual para disponer de satisfactores. La conclusión vuelve a ser la misma: la propiedad privada sobre el ingreso es la condición de posibilidad del ejercicio de la libertad individual para demanda, comprar y consumir bienes y servicios, por lo que en la misma medida en la que limitas la primera limitas la segunda. Si eliminas la primera eliminas la segunda.

Acabar con el liberalismo implica violar los derechos de los agentes económicos a la libertad individual y a la propiedad privada, no solo por el lado de la producción, oferta y venta, sino también por el lado de la demanda, compra y consumo. Pero dado que se tiene que seguir, desde produciendo hasta consumiendo, el gobierno debe asumir las responsabilidades que antes asumían los agentes económicos particulares. La libertad individual se sustituye por la planificación gubernamental, y la propiedad privada por la propiedad gubernamental, en un esquema de producción y consumo totalitario y absolutista, que ni remotamente da los resultados que da el liberalismo.

• Liberalismo

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus