JUEVES, 28 DE MARZO DE 2019
Desempleo

¿A quiénes deben ir dirigidos los apoyos por parte del gobierno en ésta crisis provocada por el Covid19?
A las personas
A las empresas
Sólo a las Pymes
A todos
A nadie



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a Mexico? (II)

Arturo Damm
• Empresario = Benefactor

Santos Mercado
• Una sociedad bien organizada

Víctor Hugo Becerra
• El coronavirus es el iceberg y México es el Titanic

Arturo Damm
• Art. 39 CFF

Isaac Katz
• La gran crisis

Arturo Damm
• Comercio exterior, de mal en peor


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“¿Cómo nos va en materia de desempleo?”


Insisto en la idea: el desempeño de una economía debe medirse a nivel de la economía familiar, y a ese nivel las variables importantes son: empleo, ingreso, consumo y poder adquisitivo. De las cuatro el INEGI reporta mensualmente tres: empleo (Indicadores de Ocupación y Empleo), consumo (Indicador Mensual del Consumo Privado en el Mercado Interno) e inflación (Índice Nacional de Precios al Consumidor). En materia de ingreso el INEGI publica, cada dos años, la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares.

Ya tenemos los resultados de los Indicadores de Ocupación y Empleo para el mes de febrero, durante el cual la Tasa de Desocupación (TD) fue 3.4 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA), compuesta por todos los hombres y las mujeres, mayores de quince años, que buscan trabajo. Si lo encuentran se vuelven Población Ocupada (PO). Si no lo consiguen, y siguen buscando, son Población Desocupada (PD).

La TD del 3.4 por ciento, ¿es un buen resultado? Comparemos.

Hace un año, febrero de 2018, la TD fue 3.3 por ciento de la PEA (3.1 hombres, 3.5 mujeres). Un año después, febrero pasado, resultó una décima de punto porcentual mayor, 3.4 por ciento (3.5 hombres, 3.3 mujeres). Poco, pero aumentó.

Un mes antes, enero de 2019, la TD fue 3.5 por ciento de la PEA (3.3 hombres, 3.7 mujeres). Un mes después, en febrero, resultó una décima de punto porcentual menor, 3.4 por ciento (3.3 hombres, 3.5 mujeres). Poco, pero bajó.

En comparación anual (febrero 2019 contra febrero 2018), la TDA subió de 3.3 a 3.4 por ciento de la PEA. Lo repito, poco, pero subió.

En comparación mensual (febrero 2019 contra enero 2019), la TDA bajó de 3.5 a 3.4 por ciento de la PEA. Va de nuevo: poco, pero bajó.

Otra posibilidad de análisis es calcular la TDA promedio para los meses transcurridos del año, que en este caso son solamente dos, enero y febrero. En el primer bimestre de 2018 la TDA promedio mensual fue 3.30 por ciento (3.3 en enero y nuevamente 3.3 en febrero). Pasado un año, durante el primer bimestre de 2019, fue 3.45 por ciento (3.5 en enero y 3.4 en febrero. Poco, pero subió, si bien es cierto que con tendencia a la baja (febrero resultó menor que enero).

Además de la TDA hay otras mediciones que nos permiten conocer mejor el mundo del trabajo. Tasa de Participación, PEA como porcentaje de la población mayor de 15 años: 59.2 (59.2 en 2018). Tasa de Subocupación, porcentaje de la PO dispuesta a trabajar más sin conseguirlo: 6.4 (6.4 en 2018). Tasa de Ocupación Parcial y Desocupación, PD más PO que trabaja menos de 15 horas a la semana: 9.0 por ciento de la PEA (8.8 en 2018). Tasa de Condiciones Críticas de Ocupación, ya sea por tiempo, por ingresos, o por una combinación insatisfactoria de los dos: 19.6 por ciento de la PO (15.9 en 2018). Tasa de Informalidad Laboral: 57.7 por ciento de la PO (56.5 en 2018). Tasa de Ocupación en el Sector Informal: 27.9 por ciento de la PO (27.2 en 2018)

Así el mundo laboral mexicano.

• Empleo • Problemas económicos de México

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus