MARTES, 4 DE JUNIO DE 2019
El arte de la economía

A un año del comienzo del gobierno de López Obrador, usted cree que hemos mejorado en...
Economía
Seguridad
Ambas
Ninguna de las dos



El punto sobre la i
“El gobierno es, esencialmente, poder frente al ciudadano. ¿Qué lo justifica?”
Othmar K. Amagi


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• ¿Cómo se acaba la pobreza?

Arturo Damm
• Outsourcing

Luis Pazos
• AMLO: los buenos y los malos

Arturo Damm
• Desconfianza empresarial

Ricardo Valenzuela
• ¿Son los EU abanderados del capitalismo salvaje?

Arturo Damm
• Las expectativas

Isaac Katz
• Un pésimo año


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Cuando de hacer políticas económicas se trata, proliferan los malos economistas, sobre todo cuando lo que se busca es presionar políticamente, tal y como lo hace Trump.”


Henry Hazlitt (1894 – 1993) publicó en 1946 La economía en una lección, que en realidad es una gran lección de economía, que todos, sobre todo los hacedores de políticas económicas, deberían aprender.

Al inicio del libro Hazlitt, partiendo de una idea que originalmente expresó Federico Bastiat (1801 – 1850), afirma que “el arte de la Economía consiste en considerar los efectos más remotos de cualquier acto o política y no meramente sus consecuencias inmediatas; en calcular las repercusiones de tal política no sobre un grupo, sino sobre todos los sectores”, arte que muchos desconocen, comenzando por Trump, cuya ignorancia en materia de economía es asombrosa y, por ello, peligrosa. Muy peligrosa.

¿Habrá considerado Trump cuáles pueden ser las consecuencias generales y de largo plazo de su intención de gravar con un arancel del 5 por ciento, que llegaría en cuatro meses al 25, todas las importaciones hacia Estados Unidos de productos mexicanos? Y no me refiero a la obvias, de entre las que destaca el hecho de que el primer perjudicado por el cobro del arancel sería el consumidor estadounidense, quien, todo lo demás constante, tendrá que pagar un mayor precio por la compra de productos hechos en México.

Escribo todo lo demás constante porque ¿qué pasaría si, consecuencia de la decisión de Trump de aplicar el arancel, se deprecia el peso frente al dólar, aumenta el precio del dólar en términos de pesos, y baja el precio de las exportaciones mexicanas en términos de dólares?

Si el arancel del 5 por ciento aumenta el precio de las exportaciones mexicanas en 5 por ciento, una depreciación del 5 por ciento del peso frente al dólar las abarataría en 5 por ciento, compensando la depreciación el efecto del arancel.

¿Qué tan probable es una deprecación del peso frente al dólar? Tomado como referencia el tipo de cambio FIX tenemos que, para liquidación de obligaciones ayer lunes 3 de junio, el mismo fue de 19.0683 pesos por dólar. Para liquidaciones mañana, miércoles 5 de junio, será de 19.7609 pesos por dólar, lo cual dará como resultado, en solamente dos días, una depredación del 3.63 por ciento. Antes del 10 de junio, fecha en la cual Trump aplicará el arancel del 5 por ciento, ¿podría llegarse a una depreciación del peso frente al dólar del 5 por ciento? Ya veremos.

Para terminar, cito nuevamente a Hazlitt: “En ello consiste la diferencia fundamental entre el buen y el mal economista. El malo sólo ve lo que se advierte de un modo inmediato, mientras que el bueno percibe también más allá”. Desafortunadamente, cuando de hacer políticas económicas se trata, proliferan los malos economistas, sobre todo cuando lo que se busca es presionar políticamente, tal y como lo hace Trump. Una mala política económica para presionar políticamente. Pésima combinación.

• Globalización / Comercio internacional • Cultura económica • Mercantilismo / Proteccionismo • México - Estados Unidos

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus