MIÉRCOLES, 3 DE JULIO DE 2019
¿Por qué crecen los gobiernos?

A un año del comienzo del gobierno de López Obrador, usted cree que hemos mejorado en...
Economía
Seguridad
Ambas
Ninguna de las dos



El punto sobre la i
“El gobierno es, esencialmente, poder frente al ciudadano. ¿Qué lo justifica?”
Othmar K. Amagi


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• ¿Cómo se acaba la pobreza?

Arturo Damm
• Outsourcing

Luis Pazos
• AMLO: los buenos y los malos

Arturo Damm
• Desconfianza empresarial

Ricardo Valenzuela
• ¿Son los EU abanderados del capitalismo salvaje?

Arturo Damm
• Las expectativas

Isaac Katz
• Un pésimo año


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Ricardo Valenzuela







“La razón principal del crecimiento irracional del gobierno es la falta de entendimiento del mercado libre.”


“Burocracia es el arte de convertir lo fácil en difícil por medio de lo inútil”. Carlos Castillo Peraza
“Burocracia es un cruel mecanismo gigante manejado por pigmeos”. Balzac

Para entender el explosivo crecimiento de los gobiernos basta analizar el proceso que transformó a EU y tendremos la fotografía global. Desde su nacimiento EU tuvo un esquema político en la tradición de Locke, un gobierno fuerte pero limitado que, lejos de sofocar, permitiera a los ciudadanos ser libres, seguros y productivos. Un ambiente conductivo a un rápido crecimiento económico liberando su energía, inventiva, formación de capital e innovación. La especialización y comercio se incrementaron prodigiosamente y, durante el siglo 19, era ya la nación más rica y libre del mundo.

Sin embargo, durante su segundo siglo de vida, EU sufrió un gran declive de su compromiso para mantener su gobierno limitado y la protección de los derechos de propiedad. Y, durante los últimos 80 años, esa forma de restringir al gobierno se destruyó emergiendo un monstruoso ente que quita y da lo que quiere, a quien quiere, cuando quiere.   

Durante los años 80 la retórica política fue crucial para ocultar gobiernos que, lejos de sacar su mano de nuestras carteras, se hicieron más intrusos que nunca. De cualquier partido político, de cualquier ideología, parecieran no tener límite para continuar su abuso a base de impuestos, regulaciones, irracional gasto, endeudamiento, inflación y sus intervenciones en todas las áreas de nuestras vidas. Por supuesto que nada de esto es predeterminado por más que los políticos quieran la gente lo piense. Solo entendiendo las razones de este desbocado fenómeno tendremos herramientas para detenerlo.

¡Herramientas de los gobiernos intrusos!

Grupos de interés. Hay dos formas de ganarse la vida: voluntariamente a través del proceso de mercado, o a través de la coerción en el proceso político. Los intereses especiales que prefieren lo segundo, se amontonan alrededor de los centros de poder político como las moscas en los basureros. Asaltantes que visten elegante, saquean las tesorerías y manipulan el aparato regulador de los gobiernos para su beneficio. Los políticos se convierten en socios incrementando sus fortunas y su poder. Tienen un propósito claro y una estrategia coherente; dedicar grandes cantidades de dinero en apoyo a sus “esfuerzos”. Una gran dependencia de la intervención del gobierno donde el más pequeño cambio en regulaciones o subsidios se vierte en su éxito o su fracaso. Obtienen grandes beneficios del gobierno mientras ese costo se oculta y se disemina en la economía. Suprema habilidad para cubrir sus depredaciones fingiendo su gran preocupación por el bienestar social.

En EU el gasto social desde 1980 se ha triplicado blandiendo la bandera compasiva. Pero el flujo aterriza en grupos de interés que pueden cabildear y sobornar, no a los pobres que solo reciben un 7% del total. El dinero grande va hacia los abogados especialistas en pobreza, consultores, contratistas, los medios, otros grupos de interés y, por supuesto, el corte de los burócratas. Los pobres intencionalmente son perpetuados en su pobreza y dependencia, para que esos grupos incrementen sus fortunas a costa de quienes pagan impuestos. Debido a estos programas de bienestar no hay movilidad social de los que ocupan el fondo de la pirámide pues, en nombre de la compasión, se han cortado los peldaños en la parte más baja de esa escalera. La pobreza es un gran negocio para burócratas y grupos especiales.

Permanencia. Thomas Jefferson pretendía que todo el cuerpo gubernamental fuera cambiado en cada elección, y prevenir que los individuos se atrincheraran para siempre en sus puestos. Sin embargo, debido al desarrollo del concepto de “servicio civil”, la mayoría de los empleados del gobierno se han tornado permanentes. Y, más grave, los políticos han hecho lo mismo puesto que siempre se reelige al 98% de diputados y senadores haciendo su permanencia eterna. El staff de los congresos es igualmente inamovible escogidos en un grupo profesional de ex ayudantes en Capital Hill. Y como Jefferson temía, se convierten en especialistas para saquear a los ciudadanos.

Burocracia. La burocracia es ineficiente e irresponsable porque no opera sobre bases de pérdidas y ganancias. Sin la presión de economizar recursos, aun los burócratas bien intencionados siempre gastan sin freno. Ellos son motivados solamente por acrecentar su poder, su ingreso, su forma de lucir importante, y lo consiguen incrementando el número de burócratas bajo su mando y gastando sin limitarse. Si ellos no gastan lo suficiente corren el peligro de recortes en su presupuesto. Al final del año fiscal las cuentas deben estar vacías y, de esa forma, su agencia, con la ayuda de sus grupos de intereses especiales afilados, solicitan del secretario, del congreso, o del presidente más dinero. El presidente y el congreso, también enganchados con esos intereses especiales, aprueban un obeso presupuesto para este importante servicio público que no se fondeara lo suficiente el año anterior.

Crisis. Los gobiernos siempre crecen agresivamente en tiempos de guerra y depresiones. Una crisis es la excusa perfecta para lograr más poder, más dinero y así “resolver” el problema. Un ejemplo clásico fue la caída del mercado de valores en 1987 que les permitió concentrar más poder sobre los mercados, y dio la fuerza y pretexto a la creación del Banco Central Europeo y eventualmente a un Banco Central del Mundo. Robert Higgs en su gran libro “Crisis en Levitan”, demuestra cómo, consecuencia de las emergencias, la gente siempre pierde porque la ensillan con un gobierno aún más grande y nuevas regulaciones. Y como afirmaba Jefferson, “después de cada batalla, al callar los cañones emerge un gobierno agigantado y una sociedad comprimida”.

La media. La gente cree que la media es antagonista del gobierno, un mito muy conveniente para ambos. La realidad es que son aliados. Ellos siempre promueven la línea del gobierno y, cuando el Grupo quiere algo, la media lo repite como perico haciendo eco de lo ordenado. Si por accidente llega alguien a la presidencia ajeno al grupo de poder, esa media trata de lincharlo con un script en que ridículamente repiten las mismas frases. El gobierno la usa para definir la frontera de la opinión apoyando los intereses especiales que son sus propietarios. Nada podría ser más benéfico para EU y lo peor para el Grupo, que la abolición del FED y del impuesto sobre la renta. Pero esas ideas Jeffersonianas son etiquetadas como extremistas gracias al gobierno-media-intereses especiales combinados.

Intervencionismo. La economía de libre mercado es una intrincada y sabiamente balanceada red de precios y relaciones de intercambio. Cuando el gobierno interviene para “arreglar un problema, real o inventado”, descompone ese balance y se causan las graves explosiones económicas que son la excusa para más intervención. Mises lo bautizaría como la “lógica del intervencionismo”, y por eso la economía mixta es tan destructiva.

Ideas. Al final, la razón principal del crecimiento irracional del gobierno es la falta de entendimiento del mercado libre. Las universidades están dominadas por marxistas con la misión de petrificar el cerebro de la juventud a conveniencia de ellos, pues los de los adultos ya están petrificados. La gente ignora el daño que causan los gobiernos con esas intervenciones y, en su ignorancia, siguen cooperando en la destrucción de los países.

• Liberalismo • Burocracia • Libertad económica

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus