MARTES, 30 DE JULIO DE 2019
Crecimiento y desarrollo

¿La cancelación de la construcción de la planta de Constellation Brands en Mexicali representa un punto de quiebre entre el gobierno y los empresarios?
No, habrá más proyectos
Definitivamente



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• Crisis financiera en EU

Arturo Damm
• Condiciones de empleo y cuarentena

Santos Mercado
• La salud en manos de la burocracia política

Asael Polo Hernández
• AMLO pisotea a micro y pequeños empresarios: principales empleadores

Arturo Damm
• Son las empresas

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a Mexico? (I)

Arturo Damm
• Empobrecimiento


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“Crecimiento y desarrollo no son lo mismo, pero el primero es condición necesaria del segundo.”


El año pasado el crecimiento de la economía, medido por el comportamiento de la producción, fue malo. En lo que va de este año ha sido peor. Entre enero y mayo de 2018 la actividad económica creció, promedio mensual, 1.89 por ciento (mal). Este año 0.26 (peor).

Este menor crecimiento es una de las principales críticas a la administración de AMLO, quien ha respondido así: “Convoco a los los expertos, a los tecnócratas, a los nostálgicos del neoliberalismo, a que veamos si es lo mismo crecimiento que desarrollo”. No, no es lo mismo. El crecimiento tiene que ver con la producción de satisfactores. El desarrollo con el bienestar de la gente, que depende de la cantidad, calidad y variedad de los bienes y servicios de los que disponen para satisfacer sus necesidades básicas, aquellas que, de quedar insatisfechas, atenta contra la vida, la salud y la dignidad de la persona.

El crecimiento es cuantitativo. El desarrollo cualitativo. Pero que el primero sea cuantitativo y el segundo cualitativo no quiere decir que no estén relacionados. El crecimiento es condición necesaria del desarrollo, por lo que puede haber crecimiento sin desarrollo (cuando la gente no cuenta con el ingreso suficiente para comprar los bienes y servicios indispensables, como sucede con el 43 por ciento de los mexicanos que sobreviven en la pobreza), pero no puede haber desarrollo (acceso a bienes y servicios) sin crecimiento (producción de bienes y servicios).

Además, hay que tener en cuenta que, para gobiernos como el de AMLO, el desarrollo depende de que el gobierno provea de bienes y servicios a quienes carecen de ellos, para lo cual debe redistribuir el ingreso (quitarle a Pedro lo que es suyo para darle Juan lo que no es suyo), para lo cual debe generarse ingreso, lo cual tiene lugar en la producción de bienes y servicios, variable con la que se mide el crecimiento de la economía.

Al producirse bienes y servicios suceden dos cosas: se producen los satisfactores que se ofrecen a los consumidores y se generan los ingresos de quienes participan en dicha producción, por lo que la generación del ingreso depende de la producción de bienes y servicios.

Si para gobiernos como el de AMLO el desarrollo depende de la redistribución del ingreso, y el ingreso es consecuencia de la producción de bienes servicios, con la cual se mide el crecimiento de la economía, entonces a mayor crecimiento (generación de ingreso) mayor desarrollo (redistribución del ingreso). Crecimiento y desarrollo no son lo mismo, pero el primero es condición necesaria del segundo.

Falta responder la pregunta de si el verdadero desarrollo es consecuencia de la redistribución del ingreso, de que el gobierno provea, o de que la persona genere ingreso suficiente para no depender del gobierno. ¿Cuál es el verdadero desarrollo?

• Redistribución • “4ta transformación”

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus