Pesos y contrapesos
Sep 9, 2019
Arturo Damm

Los datos de la semana

De todos los datos el más preocupante es la caída de 7.4 por ciento en la inversión fija bruta. Su comportamiento no presagia nada bueno.

La semana pasada estuvo repleta de información económica. El INEGI presentó el indicador de confianza empresarial para agosto; el sistema de indicadores cíclicos para junio; el avance de las ventas de vehículos ligeros para agosto; el indicador de confianza del consumidor para agosto; el indicador de la inversión fija bruta para junio. El Banco de México presentó la encuesta sobre las expectativas de los especialistas en economía del sector privado, correspondiente a agosto. Estos son los principales resultados.

Confianza empresarial. En el caso del sector manufacturero, en agosto del año pasado, el indicador se ubicó en 52.7 unidades. En agosto pasado en 49.7. Menor confianza. En el caso del sector de la construcción, en agosto del año pasado, el indicador se ubicó en 52.9 puntos. En agosto pasado en 48.3. Menor confianza. En el caso del sector comercial, en agosto del año pasado, el indicador se ubicó en 54.1 unidades. En agosto pasado en 50.8. Menor confianza. En los tres casos la confianza disminuyó.

Indicadores cíclicos. El indicador coincidente, que refleja el estado general de la economía, se ubicó por debajo de su tendencia a largo plazo (mal) y decreciendo (peor). El indicador adelantado, que anticipa la trayectoria del coincidente, se ubicó a nivel de su tendencia de largo plazo (neutral) y decreciendo (mal).

Ventas de vehículos ligeros. En agosto resultaron 9.7 por ciento menores que hace un año, sumando siete meses consecutivos con resultados negativos, muestra del atorón por el que atraviesa la economía, uno de cuyos primeros efectos es la caída en la compra de bienes duraderos.

Confianza del consumidor. En agosto del año pasado el indicador se ubicó en 43.1 unidades y en agosto pasado en 43.4. Más confianza (poca, pero más).

Inversión fija bruta. En términos anuales en junio del año pasado creció 1.1 por ciento. En junio pasado decreció 7.4 por ciento. Entre enero y junio de 2018 creció 1.9 por ciento. Entre enero y junio pasados decreció 4.16.

Consumo privado. En junio del año pasado, en términos anuales, creció 1.9 por ciento. Un año después, en junio pasado, creció 1.3 por ciento. Durante el primer semestre del 2018 el consumo privado creció, en promedio mensual, 2.3 por ciento. A lo largo del primer trimestre de 2019 creció 1.1 por ciento.

Expectativas de los economistas del sector privado. Centro la atención en la expectativa de crecimiento económico para el 2019, que entre agosto del año y agosto pasado se redujo del 2.16 al 0.50 por ciento.

De todos los datos el más preocupante es la caída de 7.4 por ciento en la inversión fija bruta, que se realiza en instalaciones, maquinaria y equipo, y que proporciona la infraestructura física para la producción, variable con la que se mide el crecimiento. Su comportamiento no presagia nada bueno.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El problema, para los dictadores, es que no pueden eliminar la libertad del ser humano. Sólo pueden prohibir su ejercicio, prohibición a la que se opone, precisamente, la libertad.

Othmar K. Amagi
Entrar
Encuesta de la semana
México es el 10° país con más habitantes en el mundo, tenemos altos índices de obesidad y de diabetes, así como de hipertensión, ¿cuál sería un resultado que pudiera considerarse un éxito en la estrategia implementada por el gobierno federal contra la pandemia de Covid-19?
Artículos recientes...
Arturo Damm
• Gobierno neutral
Isaac Katz
• La otra tragedia
Arturo Damm
• Estado de chueco
Manuel Suárez Mier
• Relaciones externas en 2020