JUEVES, 5 DE DICIEMBRE DE 2019
Desconfianza empresarial

Según usted, ¿cómo le está yendo a la economía mexicana?
Muy bien
Bien
Regular
Mal
Muy mal



El punto sobre la i
“Al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertades humanas, la elección de la actitud personal que debe adoptar frente al destino, para decidir su propio camino.”
Viktor Frankl


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• La nueva ruta a la servidumbre

Asael Hernández
• Las palomas grises en Banxico

Arturo Damm
• Inflación

Ricardo Valenzuela
• ¿Democracia o Mercocracia?

Arturo Damm
• Comercio exterior, malas noticias

Isaac Katz
• La buena y las malas

Arturo Damm
• Algunos datos


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Arturo Damm







“El principal reto en materia económica es que la desconfianza de los empresarios se vuelva confianza, algo que con AMLO resulta muy difícil, por no decir imposible.”


El crecimiento de la economía se mide por el comportamiento de la producción de bienes y servicios, que depende de las inversiones directas, que dependen de la confianza de los empresarios, dándose ésta relación: a mayor confianza más inversiones; a más inversiones mayor producción; a mayor producción más crecimiento.

El INEGI acaba de publicar el Indicador de Confianza Empresarial, ICE, para noviembre, y destaca un dato preocupante: el aumento en la desconfianza de los empresarios para invertir directamente en el país.

El INEGI calcula el ICE a partir de las respuestas que los empresarios de la industria manufacturera, de la construcción y del comercio dan a cinco preguntas, entre las cuales está ésta: ¿cómo considera al momento actual para invertir? Si el ICE se ubica entre 0 y 50 puntos hay desconfianza (0 = máxima, 50 = mínima). Si se ubica entre 50 y 100 hay confianza (50 = mínima, 100 = máxima).

En noviembre del año pasado el ICE de los empresarios de la industria manufacturera, con relación a la pregunta mencionada, fue 44.9 puntos (desconfianza, mal). Un año después, en noviembre pasado, fue 41.3 (mayor desconfianza, peor).

Hace un año, en noviembre de 2018, el ICE de los empresarios de la industria de la construcción, con relación a la misma pregunta, fue 31.9 unidades (desconfianza, mal). En noviembre pasado, un año después, fue 26.4 (mayor desconfianza, peor).

En noviembre de 2018 el ICE de los empresarios del sector comercio, con relación a la pregunta mencionada, fue 32.5 puntos (desconfianza, mal). En noviembre pasado fue 29.9 (mayor desconfianza, peor).

Calculando el promedio tenemos que en noviembre del año pasado, antes del inicio del gobierno de AMLO, con relación a la pregunta de si el actual es un buen momento para invertir, el ICE fue 36.4 puntos (desconfianza, mal). Un año después, en noviembre pasado, transcurrido el primer año de la 4T, el ICE fue 32.5 (mayor desconfianza, mal).

Este aumento en la desconfianza de los empresarios, según la relación formulada en el primer párrafo, ya se tradujo en menos inversiones directas. Entre diciembre del año pasado y agosto pasado (último mes para el que tenemos información), la inversión en instalaciones, maquinaria y equipo, parte fundamental de las inversiones directas, decreció, en promedio mensual, 4.6 por ciento.

Esta contracción en la inversión directa, según la mentada relación, ya se tradujo en menor crecimiento. Entre enero y octubre la economía creció 0.0 por ciento. Hace un año creció 2.4.

Así las cosas, y aceptando que el crecimiento sí importa, ¿cuál es el principal reto en materia económica? Que la desconfianza de los empresarios se vuelva confianza, algo que con AMLO resulta muy difícil, por no decir imposible.

• Problemas económicos de México • “4ta transformación”

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus