Pesos y contrapesos
Dic 23, 2019
Arturo Damm

Atorón en el empleo

En materia de empleo, las cosas no marchan bien, consecuencia del atorón que enfrentamos.

En octubre pasado se crearon, en el sector formal de la economía, 159 mil 998 nuevos empleos, 14 mil 582 más que en septiembre, resultando en un aumento del 10.0 por ciento. Un mes después, en noviembre, se crearon 76 mil 228 nuevos empleos, 83 mil 700 menos que en octubre, lo cual dio como resultado un decremento, en la creación de empleos formales, del 52.4 por ciento.

La buena noticia: en noviembre se crearon nuevos empleos en el sector formal de la economía, 76 mil 228. La mala: dicha creación fue 52.4 por ciento menor que la de octubre, una muestra más del atorón por el que pasa la economía mexicana, y que se manifiesta, no solo en noviembre, sino a lo largo de todo el año.

Entre enero y noviembre de 2017 se crearon, en el sector formal de la economía, 1 millón 139 mil 367 nuevos empleos. Un año después, entre enero y noviembre de 2018, se crearon 1 millón 039 mil 471, 99 mil 896 menos, equivalentes al  8.8 por ciento. A lo largo de los primeros once meses del 2019 la creación de empleos en el sector formal de la economía mexicana sumó 724 mil 287, 315 mil 184 menos que un año antes, que equivalen al 30.3 por ciento.

¿Hasta qué punto la menor creación de empleos en el sector formal fue compensada con una mayor creación de puestos de trabajo en el sector informal? En octubre pasado, último mes para el que tenemos información, la informalidad laboral, en la cual se encuentran los trabajadores cuyo vínculo laboral no es reconocido por su fuente de trabajo, alcanzó el 56.3 por ciento de la población ocupada. Un año antes, 2018, fue del 56.0 por ciento. El aumento fue de tres décimas de punto porcentual, equivalentes al 0.54 por ciento, prácticamente nada. Todo indica que la menor creación de empleos en el sector formal no fue contrarrestada con una mayor creación de puestos de trabajo en el sector informal.

¿Cuál es la causa de la menor creación de empleo en el sector formal de la economía? La caída en la inversión directa, que es la que se destina a producir bienes y servicios, a crear empleos (para producir alguien tiene que trabajar) y a generar ingresos (a la gente se le paga por trabajar), inversión directa que tiene, como uno de sus principales componentes, a la inversión en instalaciones, maquinaria y equipo, que entre enero y septiembre de 2018 creció, en promedio mensual, 2.4 por ciento para, un año después, entre enero y septiembre pasados, decrecer, también en promedio mensual, 4.9 por ciento.

El desempeño de una economía debe medirse a nivel de la economía familiar, y a ese nivel las variables importantes son empleo, remuneración, compra de bienes y servicios, y poder adquisitivo del dinero. Por lo pronto, en materia de empleo, las cosas no marchan bien, consecuencia del atorón que enfrentamos.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Durante el 1T de 2020 el PIB se contrajo -2.2 % en comparación anual y -1.2% vs trimestre anterior, esto antes de la crisis por el COVID-19. Con esto son 4 trimestres consecutivos con caída, ¿cuándo volveremos a observar crecimiento económico en México?
Artículos recientes...
Arturo Damm
• Visión panorámica
Manuel Suárez Mier
• ¿Qué sigue a la crisis económica?
Arturo Damm
• El reto
Rodrigo Hernández
• Analfabetismo económico mexicano
Arturo Damm
• Ackerman, ¿victimario?