Pesos y contrapesos
Mar 30, 2020
Arturo Damm

Comercio exterior, de mal en peor

En febrero de 2019 las importaciones decrecieron 5.5 por ciento. No nos va llover sobre mojado, nos va a diluviar sobre inundado.

Uno de los frentes que muestra el freno de la actividad económica es el del comercio exterior, tanto por el lado de las importaciones (con la cuales nosotros satisfacemos nuestras necesidades), como de las exportaciones (con las cuales satisfacen sus necesidades los extranjeros). El INEGI acaba de dar a conocer los resultados de la balanza comercial de México para febrero. Estos son los resultados generales.

En febrero de 2018, antes de la llegada de la 4T y de las presiones recesivas que ocasionó, comparando con febrero de 2017, las exportaciones crecieron 12.3 por ciento y las importaciones 11.7.

En febrero de 2019, recién iniciada la 4T, y ya con la presión recesiva que ocasionó la cancelación de la construcción del NAICM en octubre de 2018, comparando con febrero de 2018, las exportaciones crecieron 3.5 por ciento y las importaciones 2.7. El crecimiento de las exportaciones se contrajo 8.8 puntos porcentuales, equivalentes al 71.5 por ciento. Por su parte el crecimiento de las importaciones se redujo 9.0 puntos porcentuales, que equivalen al 76.9 por ciento.

En febrero de 2020, transcurridos 15 meses de la 4T, y todavía sin las fuertes presiones recesivas que, vía la contracción del comercio exterior ocasionará el coronavirus, mismas que se sumarán a las causadas por la 4T, comparando con febrero de 2019, las exportaciones crecieron 0.6 por ciento y las importaciones decrecieron 3.9 por ciento. El crecimiento de las exportaciones se redujo 2.9 puntos porcentuales, que equivalen a 82.9 por ciento. Por su lado la contracción en el crecimiento de las importaciones fue de 6.6 puntos porcentuales, equivalentes al 244.4 por ciento.

Preocupante que el comercio exterior de México se contraiga.

Más preocupante que la contracción sea mayor por el lado de las importaciones, con las que nosotros satisfacemos nuestras necesidades, que por el lado de las exportaciones, con las que satisfacen sus necesidades los extranjeros.

Y más preocupante, por si fuera poco, que de todas las importaciones las que más se han contraído sean las de bienes de capital (maquinaria y equipo), destinados para inversiones directas, que producen bienes y servicios, crean empleos y generan ingresos.

En febrero pasado, comparando con febrero del año pasado, las importaciones de bienes de consumo crecieron 0.4 por ciento, las de bienes intermedios (materias primas) decrecieron 3.7, y las de bienes de capital (maquinaria y equipo) decrecieron 11.1 por ciento. En febrero de 2019 decrecieron 5.5 y en febrero de 2018 crecieron 20.1.

Los datos analizados corresponden a febrero, considerando solo las presiones recesivas ocasionadas por la 4T, sin el efecto de las presiones recesivas que ocasionará el coronavirus. No nos va llover sobre mojado, nos va a diluviar sobre inundado.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
¿Qué problema se debe resolver de manera prioritaria?
Artículos recientes...
Arturo Damm
• Cifras
Víctor Hugo Becerra
• México: ¡Exprópiese!
Arturo Damm
• ¡Ya basta de abusos!
Manuel Suárez Mier
• Liderazgos funestos
Arturo Damm
• ¿Cómo es posible?