Pesos y contrapesos
Abr 7, 2020
Arturo Damm

AMLO, deudófobo

Debemos elegir de dos males el menor: más deuda externa gubernamental para, en la medida de lo posible, aumentar o mantener la demanda agregada, cuya contracción es la causa primera de la recesión que nos amenaza.

De lo que es un plan anticíclico, para contrarrestar la contracción en la demanda agregada, AMLO propuso nada. Para contrarrestar las presiones recesivas que se nos vienen encima no contamos con el gobierno.

La causa primera (habrá segundas) del problema económico de hoy es, consecuencia del aislamiento, la contracción generalizada de la demanda por bienes y servicios, lo que se conoce como demanda agregada (DA), compuesta por la demanda de las familias, las empresas, el gobierno y los extranjeros.

Para resolver (aliviar) un problema hay que eliminar (minimizar) su causa. Dado que la causa primera del problema económico es la caída de la DA, la solución implica aumentarla, mantenerla o evitar que la caída sea mayor. ¿Cómo?

Supongamos que el primer paso en la contracción de la DA se debe a la caída de la demanda de las familias, que afecta las ventas, ingresos y utilidades de las empresas, razón por la cual también reducen su demanda por bienes y servicios, a lo cual hay que sumarle la disminución en la demanda de los extranjeros (exportaciones), todo consecuencia de los aislamientos (tanto intra como internacionales) ocasionados por el coronavirus. Resultado: descenso en tres de los cuatro componentes de la DA. ¿Qué se debe hacer? Compensarlo con el aumento en la demanda del gobierno por bienes y servicios, financiado con deuda externa.

Si el gobierno gasta más para compensar el menor gasto de familias, empresas y extranjeros, y financia ese mayor gasto con más impuestos y/o con más deuda interna, lo que el gobierno gasta de más es lo que los contribuyentes (familias y/o empresas) y/o los acreedores (empresas y/o familias) gastan de menos, sin darse un aumento en la DA, solamente una recomposición. Una política anticíclica, cuando la causa primera del problema es la contracción de la DA, implica que el gobierno gaste más, sin que nadie más gaste menos, razón por la cual el mayor gasto gubernamental debe financiarse con deuda externa y para eso están, a disposición del gobierno mexicano, las líneas de crédito del Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial y Banco Interamericano de Desarrollo, mismas que AMLO, ¡lo dejó muy claro!, no utilizará.

(¿Qué pasará con la DA cuando, consecuencia de la menor actividad económica, desde la producción hasta el consumo, el gobierno recaude menos, desde ISR hasta IVA, y tenga que reducir y/o eliminar gastos?)

Al respecto enfrentamos dos males: 1) más deuda externa gubernamental; 2) mayor contracción de la DA, debiendo elegir el menor: más deuda externa gubernamental para, en la medida de lo posible, que siempre será menor que la deseable, aumentar o mantener la DA, cuya contracción es la causa primera de la recesión que nos amenaza.

Para terminar. Deudófobo: dícese de quien le tiene fobia a la deuda. Dícese de AMLO.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Más de 10,000 muertes por Covid-19 en México y la curva sigue en fase ascendente. El INEGI estima con su ETOE en 12 millones el número de personas que han perdido su trabajo, ¿se debe seguir manteniendo la economía cerrada?
Artículos recientes...
Ricardo Valenzuela
• El bien vs el mal
Arturo Damm
• 12.5 millones
Krishna Avendaño
• Desesperación en el imperio
Arturo Damm
• Desconfianza
Arturo Damm
• Visión panorámica