DOMINGO, 29 DE JUNIO DE 2014
El punto sobre la i
¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé

Arturo Damm





“El socialismo tiene dos erres: la del robo o rapiña, y la de la represión”
Agustín Piñeiro

¿Qué es el socialismo? ¿Cuál es el hilo conductor de las políticas socialistas? ¿Qué común denominador encontramos en los socialistas? ¿Cuál es la esencia del socialismo?

Si nos atenemos a lo que dice el Diccionario de la Lengua Española, de la Real Academia Española, la respuesta a la pregunta ¿qué es el socialismo? es esta: “Sistema de organización social y económico basado en la propiedad y administración colectiva o estatal de los medios de producción y en la regulación por el Estado de las actividades económicas y sociales, y la distribución de los bienes”, definición que es, no la del socialismo, sino la del comunismo, términos que por lo general se consideran sinónimos, pero que no lo son. Entonces, ¿qué es el socialismo? Siguiendo el estilo del mentado diccionario podemos definir al socialismo de la siguiente manera: “Sistema de organización política, social y económica basado en la redistribución del ingreso, a favor de la satisfacción de las necesidades básicas (y en algunos casos inclusive superfluas) de quienes son incapaces de satisfacerlas por sí mismos”, sistema que está basado en el robo y la represión, tal y como lo señala Piñeiro.

En el robo. La redistribución del ingreso supone quitarle a A lo que es de A para darle a B lo que no es de B, lo cual al margen de cuánto tenga A, de cuánto se le quite a A, de cuánto necesite B, y de cuánto se le dé a B, es un robo, que podrá estar avalado por una ley, lo cual lo convierte en robo legal, legalidad que, sin embargo, no le quita su esencial injusticia.

En la represión o, por lo menos, en la amenaza de represión. Cobrar impuestos supone obligar al contribuyente a entregarle al recaudador parte del producto de su trabajo, lo cual ya de por sí es algo delicado, que se vuelve grave cuando el cobro de impuestos se realiza con fines redistributivos –el ya mencionado quitarle a A lo que es suyo para darle a B lo que no es suyo–, cobro de impuestos que se realiza bajo la amenaza de represión: o el contribuyente le entrega al recaudador lo que el recaudador cree que el contribuyente debe entregarle, o el contribuyente se hace acreedor a algún tipo de reprimenda, es decir, de represión, castigo, represalia, etc.

El socialismo es, en esencia, redistribución del ingreso. El hilo conductor de las políticas socialistas es la redistribución del ingreso. El común denominador que define a los socialistas es la creencia de que ellos tienen el derecho (que no pasa de ser poder, pero nunca derecho) de disponer de la propiedad privada de los demás, para redistribuirla como mejor crean que debe redistribuirse. La esencia del socialismo, es decir: aquello sin lo cual el socialismo deja de serlo, es la redistribución del ingreso, el quitarle a A lo que es de A para darle a B lo que no es de B, lo cual supone, de manera esencial, el robo y la represión.

El principal problema con el socialismo es que hoy gobernar es sinónimo de redistribuir, redistribución que practican, de una u otra manera, en mayor o menor medida, todos los gobiernos, de izquierda, centro y derecha, redistribución que muchos ciudadanos (¿la mayoría?), consideran la tarea esencial del gobierno, al que conciben como ángel de la guarda, con la misión de preservarnos de todos los males, y hada madrina, con la encomienda de concedernos todos los bienes, siendo que el único mal del que el gobierno debe preservarnos es la delincuencia, y el único bien que debe proveeros es la justicia, siendo responsabilidad de cada quien la lucha a favor de todos los otros bienes y en contra de todos los otros males, única manera de mantener a raya el robo y la represión que el socialismo supone, socialismo que es la esencia de los gobiernos ángel de la guarda y hada madrina.

Por ello, pongamos el punto sobre la i.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus