LUNES, 9 DE MARZO DE 2015
El punto sobre la i
¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé

Arturo Damm





“El gobierno no crece por incautar nuestras libertades, sino por asumir nuestras responsabilidades”
Michael Cloud

Cloud tiene razón, pero no hay que olvidar que la libertad va indisolublemente ligada a dos erres: la erre del Riesgo y la erre de la Responsabilidad.

Quien actúa libremente corre riesgos: la libertad no equivale a omnipotencia, al logro garantizado de los fines que el agente se propone, por lo que decidir actuar, elegir cómo hacerlo, y realizar la acción, no garantiza el logro del fin que se busca por medio de la acción, razón por la cual toda acción, en mayor o menor medida, pero siempre en alguna, resulta especulativa, arriesgada, aventurada.

Quien actúa libremente también asume responsabilidades: dado que la acción es radicalmente suya, porque él la inicia, porque él la mantiene en movimiento, y porque él la termina, el agente debe responder por las consecuencias que la misma tuvo sobre los demás, sobre todo si las mismas resultaron perjudiciales para terceros.

El riesgo y la responsabilidad son elementos consustanciales de la libertad, lo cual quiere decir que al asumir nuestras responsabilidades el gobierno conculca una parte de nuestra libertad, la que tiene que ver con la responsabilidad, razón por la cual muchos no se revelan en contra de ese acto arbitrario, injusto y deshonesto: allí hay alguien, el gobierno, que los releva de sus responsabilidades (por ejemplo: pagar por la educación de los hijos) y, por ello mismo, los salva de ciertos riesgos (no poder pagar las colegiaturas), riesgo y responsabilidad que son dos de las causas por las que muchos le temen a la libertad: miedo de fracasar (el tema del riesgo) y miedo de responder (el tema de la responsabilidad), miedo que muchos gobiernos, de manera arbitraria, injusta y deshonesta, eliminan, contribuyendo a crear sociedades de irresponsables, como las que tenemos hoy, consecuencia de los riesgos morales que trae consigo la asunción gubernamental de las responsabilidades de los ciudadanos.

Siguiendo con el ejemplo de los hijos: el gobierno no te prohíbe tenerlos, ni te impone una determinada “cuota” de hijos, pero te garantiza su educación, respetando tus decisiones respecto a lo primero (tener o no tener hijos), pero relevándote de las responsabilidades con relación a lo segundo (pagar las colegiaturas, consecuencia de tener hijos, consecuencia de haber decidido tenerlos), lo cual genera un riesgo moral, que surge cuando un agente prevé cuáles serán las consecuencias de sus acciones (tener hijos, a quienes habrá que educar, por lo cual habrá que pagar colegiaturas), pero teniendo la seguridad de que alguien más (el gobierno) se hará responsable por los riesgos asumidos (el no poder pagar las colegiaturas de los hijos).

En el ejemplo el gobierno no elimina, ni siquiera limita, la libertad para decidir cuántos hijos tener y cada cuándo tenerlos. Lo “único” que hace es asumir parte de las responsabilidades que trae consigo la decisión de tener hijos, liberando al responsable original (los padres) de tales compromisos, y también del riesgo de incumplirlos, razón por la cual la mayoría de la gente, sobre todo la proclive a la irresponsabilidad, no lo ve mal: ello les permite actuar libremente, pero dándole la vuelta a las dos erres, Riesgo y Responsabilidad, sin olvidar que el gobierno paga la educación de los hijos de A quitándole a  B, es decir, cobrándole impuestos y convirtiéndolos en gasto social destinado a pagar la educación gubernamental, lo cual nos lleva al fondo del asunto: al asumir el gobierno parte de las responsabilidades de A lo que hace es obligar a B, indirectamente, por su intermediación, a responsabilizarse de A, lo cual es arbitrario, injusto y deshonesto, pese a lo cual hoy es una práctica gubernamental común y corriente, con una clara tendencia a la expansión.

Por ello, pongamos el punto sobre la i.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus