MARTES, 9 DE JUNIO DE 2015
El punto sobre la i
¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé

Arturo Damm





“La riqueza no es natural. La riqueza sea crea produciendo e intercambiando bienes y servicios demandados”
Warren Orbaugh

Lo primero que hay que tener claro es que la riqueza consiste en los bienes y servicios con los que satisfacemos nuestras necesidades, cualesquiera que estas sean y, por ello, cualesquiera que sean los satisfactores capaces de satisfacerlas.

La riqueza no consiste en el dinero, que no es más que el medio de intercambio de la riqueza, mismo que facilita, permitiendo superar las limitaciones del trueque, la compra y venta de los bienes y servicios con los que satisfacemos nuestras necesidades. De manera directa el dinero no satisface otra necesidad más que la de facilitar el intercambio, para poder intercambiar más, de lo cual depende la cantidad de bienes y servicios a nuestra disposición y, en consecuencia, la cantidad de necesidades que podemos satisfacer.

La riqueza no consiste, tampoco, en los recursos naturales, la mayoría de los cuales, en su estado natural, sirven de muy poco, debiendo de transformarse en bienes y servicios capaces de satisfacer nuestras necesidades. En el mejor de los casos los recursos naturales son condición necesaria de la riqueza, pero de ninguna manera suficiente, ya que los mismos deben transformarse, lo cual supone que la riqueza debe producirse antes de consumirse. La trasformación de recursos naturales en satisfactores supone la producción de bienes y servicios, que da como resultado la creación de riqueza.

Por último, hay que tener presente que la riqueza no consiste en cualquier bien o servicio producido, sino solamente en aquellos que son demandados por los consumidores, lo cual se debe al valor subjetivo de las mercancías, valor que depende de la valoración subjetiva del consumidor, no de las cualidades objetivas del satisfactor, por lo que no cualquier bien o servicio producido se suma a la riqueza ya producida, sino solamente aquellos valorados por los consumidores, aquellos efectivamente demandados para su consumo.

No son ricos los ciudadanos de un país con una buena dotación de recursos naturales, sino los ciudadanos de una nación con los conocimientos, habilidades, actitudes, herramientas e instituciones que hacen posible su trasformación en bienes y servicios. No es rica la persona que posee mucho dinero, sino la persona a la que se le ofrecen muchos y buenos, ¡y más y mejores!, satisfactores. No es riqueza cualquier bien o servicio producido, sino solamente aquellos que los consumidores valoran, aquellos por los que están dispuestos a pagar un precio, aquellos con los que efectivamente satisfacen alguna necesidad.

La riqueza hay que producirla a partir de los recursos naturales, y la riqueza, producida entre todos en el marco de la división del trabajo, hay que intercambiarla, para lo cual resulta útil el dinero, que es el medio de intercambio de la riqueza, pero no la riqueza, que tampoco consiste en cualquier bien o servicio producido, sino solamente en aquellos que realmente necesita el consumidor, aquellos que son valorados por los consumidores, aquellos por los que el consumidor está dispuesto pagar un precio. La riqueza, como lo señala Orbaugh, no es algo natural, sino producto del trabajo humano, y solamente es riqueza aquello que tiene una demanda, dos verdades que frecuentemente de ignoran, se olvidan, o se desprecian, desprecio, olvido o ignorancia que pueden resultar muy caros.

La riqueza se produce, se intercambia y se consume, y es tarea del buen gobierno permitirlo, algo que, por lo general, no sucede, no en el contexto del verdadero laissez faire.

Por ello, pongamos el punto sobre la i.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus