LUNES, 3 DE AGOSTO DE 2015
El punto sobre la i
¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé

Arturo Damm





“Por más mierda que sea el capitalismo, es el que ayuda a crecer”
José Mujica

Muchos, como Mujica, consideran que el capitalismo es un mal necesario. Mal porque, como lo señala Mujica, es una mierda, con todo lo negativo que supone tal calificación. Necesario porque, como no deja de reconocerlo Mujica, ayuda a crecer, con todo lo que el  crecimiento de una economía supone: más producción de bienes y servicios, y por ello menor escasez y mayor bienestar; más empleos y más productivos, y por lo mismo mayores ingresos, con las posibilidades de mayor consumo y/o ahorro que ello supone.

Aun reconociendo la eficacia del capitalismo en términos de crecimiento, Mujica no deja de señalar que, en mayor o menor medida, es una mierda, un mal necesario, que hay que practicar, no por principio, sino por sus resultados: ayuda a crecer. El fin, el crecimiento de la economía, justifica el medio, un sistema económico, el capitalista, que tiene mucho de mierda, medio que hay que soportar, no por sí mismo, sino por el fin a cuya consecución contribuye. ¿Qué pasaría si se encontrara otro sistema, distinto del capitalismo, con el que se lograra el mismo fin: el mayor crecimiento posible de la economía?  Entonces, dada la misma eficacia der los dos sistemas, y teniendo el capitalismo en su contra el ser un sistema por demás mierda, debería sustituirse.

Cierto, el capitalismo ha demostrado ser el sistema económico más eficaz en términos de crecimiento y, ¡muy importante!, de lo que de ese crecimiento se deriva: la reducción de la pobreza. ¿Es también por demás mierda, como afirma Mujica? Para responder hay que tener claro a qué nos referimos cuando hablamos del capitalismo, porque, por poner un ejemplo, uno es el capitalismo de compadres, que esencialmente es mercantilismo, y otro el verdadero capitalismo basado en el respeto a la libertad individual, la propiedad privada y la responsabilidad personal; en el laissez faire (dejar hacer) y el laissez avoir (dejar poseer), con la única condición de respetar los derechos, tanto naturales como contractuales, de los demás.

Si por capitalismo entendemos, como debe ser, el arreglo institucional que reconoce plenamente, define puntualmente y garantiza jurídicamente la libertad individual para trabajar, emprender, invertir, producir, distribuir, ofrecer, demandar, comprar, vender, consumir y ahorrar –laissez faire–, así como la propiedad privada sobre los ingresos, el patrimonio y los medios de producción –laissez avoir–, con la única condición de que ni el uso de esa propiedad, ni la práctica de aquella libertad, viole los derechos, ni naturales ni contractuales, de las personas, ¿podemos afirmar que tal sistema es por demás mierda?

Mujica se equivoca. El capitalismo (el verdadero, no alguna de las muchas caricaturas que se han puesto en práctica), es eficaz en términos de crecimiento económico porque es justo en términos éticos, y lo es porque está basado en el laissez faire y el laissez avoir; en la libertad individual, la propiedad privada y la responsabilidad personal; en el respeto a los derechos, naturales y contractuales, de los demás; en la generación privada de riqueza, no en su redistribución gubernamental; en la productividad y la competitividad, no en el subsidio y la protección; en la relación voluntaria entre los agentes económicos, no en la planeación, conducción, coordinación u orientación gubernamental de la economía. Y todo esto, además de eficaz es justo, y es eficaz precisamente por ser justo. En economía lo justo (el respeto a los derechos naturales y contractuales de la persona, lo cual supone laissez faire y laissez avoir) es lo eficaz (más ahorro, más inversiones directas, más producción de bienes y servicios, más empleos y más productivos, mayores ingresos, mayor bienestar), y el sistema que combina ambos es el capitalismo, el único camino hacia el progreso económico.

Por ello, pongamos el punto sobre la i.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus