MARTES, 20 DE MAYO DE 2008
El punto sobre la i
¿Considera usted que, en caso de logar su registro, “México Libre” es una alternativa viable para tener una oposición fuerte?
No
No sé

Arturo Damm





“"El libre mercado penaliza la irresponsabilidad. El estado la recompensa." ”
Harry Browne

¿Qué es la irresponsabilidad en el ámbito del mercado? El mal uso de los recursos, comenzando por los factores de la producción: recursos naturales, capital y trabajo. Mal uso, ¿en qué sentido? En el de haber producido a un costo que los consumidores no están dispuestos a financiar o, dicho de otra manera, en ofrecer a un precio que los consumidores no están dispuestos a pagar. En tal caso el precio mínimo al que el oferente está dispuesto a vender (igual a su costo de producción), es mayor al precio máximo que el consumidor está dispuesto a pagar (determinado por su valoración y su poder adquisitivo), razón por la cual no hay intercambio: el oferente se queda con la mercancía, no genera ingresos, pierde y, de no corregir la situación, quiebra. Pero por lo pronto, corrija o no la situación, ya incurrió en pérdidas, producto de su irresponsabilidad, es decir, de haber usado factores de la producción a un costo que los consumidores no aprobaron.

 

Lo anterior quiere decir que, en el mercado, el oferente debe ofrecer aquello que el consumidor valora, con la calidad que lo valora, y al precio que lo valora, para lo cual el costo de producción debe ser el adecuado, siendo éste el que debe adecuarse al precio que el consumidor está dispuesto a pagar, ¡no al revés!, lo cual quiere decir, uno, que el consumidor, comprando o dejando de comprar, es quien dirige la producción, y, dos, que para generar un ingreso el oferente debe convencer al consumidor, ofreciéndole la combinación correcta de precio, calidad y servicio. Si no lo hace, si actúa irresponsablemente, no vende, no genera ingresos, pierde y quiebra.

 

Para generar ingresos el empresario debe convencer al consumidor, algo que no sucede con el agente político (gobernante, legislador, burócrata, político, funcionario público, etc.), quien para generarlos lo único que debe hacer, siendo juez y parte, e independientemente de qué haga y cómo lo haga, es vencer al contribuyente, es decir, obligarlo a pagar impuestos y, dado el caso, a pagar más impuestos, al margen, ¡hay que insistir en ello!, de qué haga y cómo lo haga, con el agravante de ser a la vez juez y parte - él decide qué impuestos, a qué tasas, y a quién los cobra, para generar sus ingresos -, todo lo cual muestra la indefensión en la cual se encuentra el contribuyente frente al recaudador, indefensión que le permite al agente político actuar de manera irresponsable, de entrada en el cobro de impuestos, sobre todo cuando estos se cobran con fines redistributivos, es decir, cuando el gobierno le quita a unos para darle a otros, algo que no pasa de ser un robo con todas las de la ley, una expoliación legal, que no por ser lo segundo – legal -, deja de ser lo primero – expoliación -, y, por lo tanto, falta de ética.

 

Las actuaciones irresponsables, en el mercado, se pagan rápido, generándose los incentivos (las pérdidas) para que los agentes económicos corrijan sus errores, algo que no sucede en el campo del gobierno, en el cual, quien comete errores, puede seguir cometiéndolos sin que se genere el incentivo para que los corrija, lo cual abarca desde una mala política económica hasta la construcción de infraestructura innecesaria, pasando por la sistemática violación de los derechos de los gobernados, ¡sin que estos caigan en la cuenta de lo que sucede!, tal y como es el caso del cobro de impuestos con fines redistributivos, sin olvidar que hoy el cobro de impuestos se hace, en un porcentaje elevado, con dichos fines. Basta revisar los presupuestos de egresos de los gobiernos. Basta repasar en qué gastan los gobernantes.

 

Queda claro que quien (empresario) debe convencer a su contraparte (consumidor) para generar ingresos, actuará de manera más responsable que aquel (agente político) a quien le basta con vencer a dicha contraparte (contribuyente) para obtenerlos, razón por la cual la tajada del ingreso que se llevan los segundos tiende a ser cada vez mayor.

 

Por ello, pongamos el punto sobre la i.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus