Pesos y contrapesos
Jun 4, 2020
Arturo Damm

¿Recuperación?

Por recuperación debe entenderse volver a estar como estábamos cuando se alcanzó el punto máximo histórico.

La Actividad Económica Nacional no existe. Es una abstracción. Lo real, lo que sí existe, son las distintas actividades económicas, tanto por el lado de la producción, oferta y venta, como por el de la demanda, compra y consumo. No puede haber recuperación de la Actividad Económica Nacional si no hay recuperación de las distintas actividades económicas, desde la producción hasta el consumo, lo cual quiere decir que las muestras de la recuperación de la Actividad Económica Nacional hay que buscarlas en los signos de recuperación de las distintas actividades económicas, entre las que se encuentra la venta de vehículos ligeros.

Según el Registro Administrativo de la Industria Automotriz de Vehículos Ligeros, en mayo pasado las ventas sumaron 42,028 unidades, 20.4 por ciento más que en abril, mes en el que  cayeron, con relación a marzo, 60.1 por ciento, lo cual muestra una recuperación en mayo respecto a abril, debiendo añadir que mayo fue el primer mes, desde diciembre de 2019, con un aumento en las ventas de este tipo de vehículos. Con relación al mes anterior, éste fue su comportamiento entre enero y abril: enero, menos 19.6 por ciento; febrero, menos 0.5; marzo, menos 16.1; abril, menos 60.1. En abril, por primera vez en cuatro meses, se registró un aumento, lo cual, dado que por algo se empieza, es positivo.

Sin embargo, lejos estamos de la recuperación, por lo menos de este tipo de actividad económica, la venta de vehículos ligeros, sobre todo si por recuperación entendemos, como debemos hacerlo, volver a estar como estábamos en el momento en el cual estas ventas alcanzaron su máximo nivel, lo cual sucedió en diciembre de 2016, mes en el cual las ventas de vehículos ligeros sumaron 192,741 unidades. De entonces a la fecha fue en abril pasado cuando alcanzaron su menor nivel con 34,903 unidades, lo cual dio como resultado una contracción del 81.9 por ciento.

La caída en las ventas de vehículos ligeros comenzó antes de la 4T, y antes del efecto coronavirus sobre las actividades económicas. En 2016 alcanzaron su máximo nivel, 1,607,165 unidades; en 2017 cayeron 4.5 por ciento; en 2018 la contracción fue del 7.0 por ciento; en 2019 cayeron 7.7 por ciento. Comparando mayo de 2020 con mayo de 2019 la caída fue del 59.0 por ciento.

Qué bueno que en mayo, comparando con abril, la venta de vehículos ligeros creció 20.4 por ciento. ¿Qué pasará en junio? Lo sabremos el 2 de julio cuando el INEGI publique el reporte correspondiente, pero lo que queda claro es que, al margen de cuál vaya a ser el resultado para junio, quedará un largo camino que recorrer para poder cantar, en materia de recuperación, victoria, sobre todo si por recuperación entendemos volver a estar como estábamos cuando se alcanzó el máximo histórico en ventas.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

El problema, para los dictadores, es que no pueden eliminar la libertad del ser humano. Sólo pueden prohibir su ejercicio, prohibición a la que se opone, precisamente, la libertad.

Othmar K. Amagi
Entrar
Encuesta de la semana
Termina la era “TLCAN” y comienza la era “T-MEC”. ¿Considera que será suficiente para remolcar a la economía mexicana y hacerla crecer a pesar de que los motores internos están apagados (consumo, inversión, inversión gubernamental)?
Artículos recientes...