Caminando por América Latina
Jul 3, 2020
Víctor Hugo Becerra

López Obrador: groupie a la fuerza de Donald Trump

La degradación institucional del país ha llegado también a la política exterior mexicana, destruida por un demagogo incompetente, tal como ha destruido otras áreas de la vida del país, y cuyas consecuencias todos sufrimos.

Andrés Manuel López Obrador, el presidente de México, se prepara para reunirse con Donald Trump los próximos miércoles 8 y jueves 9 de julio, en Washington. Aunque cabría decir, mejor: Va a Washington a ser comparsa de la campaña de Donald Trump y a que Trump exhiba su foto juntos a fin de tratar de movilizar el voto latino a su favor.

No hay ninguna otra motivación para la visita: Ciertamente este miércoles 1ero de julio, comenzó la vigencia del nuevo Tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC o USMCA por sus siglas en inglés), pero celebrarlo no es ciertamente la motivación del viaje. De ser ese el motivo, la visita hubiera sido este miércoles y no el próximo, y tal vez no habría la reticencia del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, quien aún no ha confirmado su asistencia. Si Trudeau finalmente no asiste, se deslucirá el montaje de una “cumbre trilateral norteamericana”.

La reunión es simple electorerismo puro y duro. Dicha reunión fue solicitada por Trump y ya sabemos cómo puede pedir las cosas el presidente estadounidense: Desde la exigencia y la extorsión. Como acaba de revelar CNN, sobre cientos de llamadas telefónicas clasificadas de Donald Trump, éste acostumbra tratar a otros jefes de Estado como sus subordinados y hasta insultarlos, además de confundir los intereses nacionales de EEUU con sus deseos personales, especialmente en lo que concierne a su reelección.

En tal sentido, poco podría haber hecho López Obrador para rechazar esa “invitación”. Ni él, ni su gobierno ni el país están en la posición de hacer un desplante a Trump, lo que muestra que la degradación institucional del país ha llegado también a la política exterior mexicana, destruida por un demagogo incompetente, tal como ha destruido otras áreas de la vida del país, y cuyas consecuencias todos sufrimos: Así, al final de su sexenio, en 2024, por ejemplo, es muy probable que 100,000 mexicanos hayan perdido la vida por el coronavirus y otros 150,000 hayan muerto por crímenes violentos, además de que veinte millones de mexicanos habrán regresado a la pobreza, muchos de ellos desempleados o trabajando en empleos informales.

Así, es explicable la indignación de los legisladores del Partido Demócrata, al ver que Joe Biden no podrá tener a López Obrador como figurante de su propio teatro electoral. Pero allí tampoco tiene López Obrador mucho margen de acción, a riesgo de molestar a Trump: Éste necesita que se dé la impresión de que la visita del presidente mexicano es un espaldarazo a su permanencia en la Casa Blanca. Aunque en realidad se lleve a López Obrador a Washington bajo amenaza o prometiéndole no sabemos qué cosa, para alcahuetear a Donald Trump.

Al respecto, hay la percepción en muchos grupos opositores a López Obrador en México, de que lo mejor serán otros cuatro años de Trump en la Oficina Oval, ya que en apariencia, Trump es la única contención posible contra los deseos dictatoriales de López Obrador. Pero no es así.

Los únicos intereses de Trump respecto a México han sido la seguridad fronteriza, el que México sea un muro contra la migración centroamericana y más recientemente, el tráfico de drogas. Son sus únicos temas prioritarios para satisfacer a su voto duro. No hay más. Así que es de dudar que en un futuro, Trump quiera interceder en México respecto a temas como el respeto a los otros poderes, la vigencia de un real Estado de Derecho o de las reglas democráticas, las garantías a la prensa y la libertad de expresión, el combate real a la extendida delincuencia, la corrupción o cualquier otro tema. No lo ha hecho hasta ahora. Ni lo hará probablemente en el futuro.

Así que a los mexicanos solo nos quedará presenciar en unos días, uno de los capítulos más bajos de nuestra diplomacia: El presidente mexicano usado como mero groupie de Donald Trump, para garantizarse el disimulo y la benignidad del presidente norteamericano.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Me resulta muy difícil votar por alguien que va a tener poder sobre mí.

Norm Macdonald
Entrar
Encuesta de la semana
De enero a junio las remesas enviadas a México sumaron 19,074 millones de dólares, esto es 10.55% más que el mismo período del 2019. Este ingreso se ha convertido en el principal apoyo para millones de familias dado el contexto que enfrentamos, pero sabemos que en todo el mundo la emergencia está lejos de terminar, ¿qué esperar de las remesas para el segundo semestre?
Artículos recientes...
Manuel Suárez Mier
• Cabildeo e incertidumbre en EU
Arturo Damm
• ¿Tocamos fondo?
Arturo Damm
• El mundo del trabajo
Arturo Damm
• Consejo Fiscal
Rodrigo Hernández
• ¿Es México capitalista?
Arturo Damm
• Cuestión de lógica