Pesos y contrapesos
Jul 10, 2020
Arturo Damm

Caprichos

Muchas de las decisiones económicas de AMLO son producto de sus caprichos, no de sus prejuicios. Y es más difícil acabar con los caprichos que con los prejuicios, razón por la cual no creo que AMLO vaya a rectificar.

Dos son los problemas con las ideas económicas de AMLO. Primero: son equivocadas, contrarias al progreso económico, definido como la capacidad para producir más y mejores bienes y servicios para un mayor número de gente. Segundo: son fijas, producto, más que de prejuicios (juicios a priori que, por ser juicios, suponen una cierta reflexión), de caprichos (determinaciones tomadas arbitrariamente, sin reflexión de por medio). Pongo un ejemplo.

Me niego a creer (¿estaré equivocado?) que AMLO no entienda que la producción eólica de energía eléctrica es más limpia y más barata que las opciones basadas, por ejemplo, en carbón o combustóleo. Allí están los números.

También me niego a creer (¿estaré nuevamente equivocado?) que AMLO no entienda que lo que conviene, en materia de generación de electricidad, y en muchas otras materias relacionadas con la ecología y la economía, que son dos caras de la misma moneda, es lo más limpio y lo más barato. A favor de la ecología, lo más limpio. A favor de la economía, lo más barato. Allí está la lógica.

Pese a los números y a la lógica AMLO está, por lo menos en lo que a generación de electricidad se refiere, en contra de las fuentes limpias (por ejemplo: aire) y renovables (por ejemplo: nuevamente aire). ¿Por qué?

Si AMLO entiende los números y la lógica, ¡y me niego a creer que no lo haga!, entonces su posición en contra de las fuentes de energía limpia y renovable no es consecuencia del prejuicio, de un juicio a priori que supone una reflexión a partir de los números y de la lógica, sino del capricho, de una decisión tomada caprichosamente, sin fundamento, ni en los datos objetivos (números), ni en la lógica (el recto uso de la razón), sin reflexión de por medio.

Muchas de las decisiones económicas de AMLO, desde la cancelación del NAICM en Texcoco, pasando por su postura frente a las fuentes limpias y renovables de energía, y a las políticas fiscales anticíclicas, hasta sus ideas en torno al uso de computadoras en la Secretaría de Economía, son producto, no de prejuicios, sino de caprichos, siendo más difícil acabar con los segundos que con los primeros, razón por la cual no creo que AMLO vaya a rectificar.

Hablando de la Secretaría de Economía, que en esencia sirve para tres cosas: modificar los resultados del mercado, imponer restricciones arbitrarias y conceder privilegios indebidos, si por mí fuera la desaparecería. Pero, si la vas a mantener, es una barbaridad quitar tres de cada cuatro computadoras y pretender que cuatro personas compartan una sola, pretensión producto, no de un prejuicio, sino de un capricho.

Muchas de las decisiones económicas de AMLO son producto del capricho. Queda por responder la pregunta por las causas de los caprichos AMLO.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Me resulta muy difícil votar por alguien que va a tener poder sobre mí.

Norm Macdonald
Entrar
Encuesta de la semana
De enero a junio las remesas enviadas a México sumaron 19,074 millones de dólares, esto es 10.55% más que el mismo período del 2019. Este ingreso se ha convertido en el principal apoyo para millones de familias dado el contexto que enfrentamos, pero sabemos que en todo el mundo la emergencia está lejos de terminar, ¿qué esperar de las remesas para el segundo semestre?
Artículos recientes...
Manuel Suárez Mier
• Cabildeo e incertidumbre en EU
Arturo Damm
• ¿Tocamos fondo?
Arturo Damm
• El mundo del trabajo
Arturo Damm
• Consejo Fiscal
Rodrigo Hernández
• ¿Es México capitalista?
Arturo Damm
• Cuestión de lógica