MARTES, 25 DE JULIO DE 2006
La inmolación de AMLO

¿Usted considera un triunfo para México el acuerdo al que llegó con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles?
No
No sé



“Incluso si la ausencia de gobierno realmente significara anarquía en un sentido negativo y desordenado, que está lejos de ser el caso, incluso entonces, ningún trastorno anárquico podría ser peor que la posición a la que el gobierno ha dirigido a la humanidad.”
Leon Tolstoy

Manuel Suárez Mier







“La cuestión de fondo es qué tanto daño puede hacerle a México y quién lo acompañará hasta el final en su desquiciada aventura pues a un número creciente de observadores nos queda claro que si por él fuera no habría más opción que la victoria o el desastre.”


Con la brillantez que lo caracteriza, en su artículo de ayer Jesús Silva-Herzog Márquez llegó a la conclusión que el demagogo López Obrador ha decidido inmolarse, incinerando de paso su liderazgo político, el PRD del que se apoderó y tanto del país y de sus instituciones como pueda.

 

La cuestión de fondo es qué tanto daño puede hacerle a México y quién lo acompañará hasta el final en su desquiciada aventura pues a un número creciente de observadores nos queda claro que si por él fuera no habría más opción que la victoria o el desastre.

 

Empecemos por un ingrediente esencial para seguir el camino de chantajes y movilizaciones: se requiere dinero y mucho, pues quien crea la patraña que los “movilizados” lo hacen por su convencida solidaridad con AMLO, y con sus propios recursos, ignora cómo operan el acarreo los perredistas.

 

Es evidente que por lo pronto cuentan con las arcas del gobierno capitalino pues Alejandro Encinas ha decidido continuar siendo el obsecuente esbirro de AMLO y, por lo visto, está dispuesto a llegar a cualquier extremo de ilegalidad con tal de cumplir con los deseos de su amo.

 

No se explica de otra forma el descaro para hacer propaganda política desde los edificios del ayuntamiento. ¿Se imagina, estimado lector, lo que dirían estos desgraciados si el gobierno federal actuara igual que ellos y colgara en la fachada de Palacio Nacional propaganda a favor de Felipe Calderón?

 

Pero Encinas y el próximo jefe del gobierno capitalino Marcelo Eberard, deben estar preocupados pues hoyos financieros como los requeridos para apoyar movilizaciones masivas, se conocerán tarde o temprano en el Congreso de la Unión que, a diferencia de la Asamblea Legislativa local, no controla el PRD.

 

Otras fuentes de ingresos son más difíciles de detectar, como las mordidas que les cobran los lugartenientes de López Obrador a los ambulantes, taxistas piratas, giros negros y otros grupos similares que operan al margen de la ley, pero que igual no alcanzan ante la magnitud de los gastos requeridos.

 

Es muy probable, sin embargo, que los dineros sean suficientes hasta la fecha en la que se pronuncie el Tribunal Electoral sobre la votación presidencial, momento en el que sí, como es previsible, se declara ganador a Felipe Calderón sin contar de nuevo todos los votos, el proceso adquirirá otra dinámica.

 

A partir de entonces es posible que se empiece a decantar el apoyo a AMLO y que gradualmente vayan quedando con él sólo los que no tienen futuro sin su héroe, como son los delincuentes que conforman su grupo íntimo: Bejarano, Padierna, Batres, Sheinbaum, Imaz, Fernández Noroña y fauna similar.

 

Hay otros casos que resultan más difíciles de predecir, aunque han adoptado posiciones de una cada vez más extrema e irracional solidaridad con el demagogo. Me refiero, por ejemplo, a Manuel Camacho, que podría ser el poder tras el trono con su antiguo esbirro Marcelo Ebrard en la ciudad de México.

 

Otro caso también inexplicable salvo por la largamente temida aparición del delirium tremens, es el de Porfirio Muñoz Ledo quien ha radicalizado su apoyo a AMLO con textos fantásticos en los que denuncia fraude y compara el 2 de julio mexicano con el ¡golpe de Estado del general Pinochet en Chile en 1973!

 

Por último la prensa extranjera que mansamente comía de la mano informativa del demagogo y sus allegados, ha empezado a tomar distancia y a encontrarle sus defectos y errores al excandidato, cuando hasta hace poco sólo registraban sus loas y tomaban sus anuncios a pie juntillas.

 

En las próximas semanas veremos con mayor claridad hacia dónde va todo esto y qué daño potencial le va a terminar haciendo López Obrador al país.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus