VIERNES, 28 DE JULIO DE 2006
La invención de un fraude, mentiras que se vuelven "verdad"

¿Usted cree que es una buena idea que sean Pemex y la Secretaría de Energía quienes construyan una refinería?
No
No sé



“Si se viola una ley injusta lo único que se viola es esa ley, no algún derecho de alguien. Por el contrario, si se viola una ley justa se viola la ley y algún derecho de alguien.”
Othmar K. Amagi

Artemio Estrella







“La verdad no se fabrica con mentiras, y no dejan de ser mentiras aunque un millón de personas las crean”


Cuando era estudiante tenía que cruzar el centro de la ciudad de Monterrey para poder llegar a la escuela. Nunca faltó en mi paso por el centro de la ciudad encontrarme con algún merolico (charlatán que con astucia y palabrería vende sus productos), a mí me gustaba mucho quedarme a escuchar a los merolicos cuando tenía la oportunidad de cruzarme con alguno.

Mi interés por escuchar a los merolicos, era el de estudiar cómo hacen para atraer a tanta gente. Hay desde los que utilizan a paleros (gente mezclada en el público que sirve para crear interés en el merolico); otros utilizan trucos de adivinación; pero el más sencillo de todos es el de la vil y directa mentira. Realmente todos los merolicos que he escuchado utilizan la mentira como fondo de su actuación, aunque la mentira está tan disfrazada que pocos se dan cuenta de ella; sin embargo, los que hacen uso de la mentira directa también tienen buenos resultados. Voy a tratar de explicar el actuar de uno de los tantos merolicos que he estudiado:


El merolico saca un mazo de cartas, se lo entrega a un colaborador al que hace llamar El Maestro. Del Mazo de cartas El Maestro obtiene un Caballero de Copas, el merolico dirigiéndose al público comienza con su mentira "El Maestro va a lograr que el Caballero de Copas se mueva junto con su caballo y salga de la carta". Entre habladurías de salud, dinero y amor, el merolico sigue repitiendo una y otra vez que "El Maestro logrará que el caballero salga de la carta". Cuando el merolico estima que hay la suficiente gente para atraer a más gente curiosa, en ese momento deja de hacer mención del Caballero de Copas y solo sigue con sus promesas de salud, dinero y amor. El truco de la permanencia de público, radica en que hay una parte del público que no sabe sobre el Caballero de Copas; es aquí donde sigue la mentira, el merolico declara ante el público "como todos ustedes lo presenciaron, cuando El Maestro logró que el caballero saliera de la carta..."; esto claro, provoca la huida de toda la primera parte del público que se sintió defraudada, pero el merolico pone en practica su política de retención con un "huyan cobardes, malos padres que no aman a sus familias, traidores del amor y la prosperidad". El escenario está puesto para la venta de algún perfume mágico o algún amuleto milagroso.

Merolicos los hay de todas clases: los callejeros,  los de fraudes en multiniveles, algunas personas que imparten conferencias de superación personal y algunos políticos claro (¿algunos?).

Hoy día podemos ver al más grande de los merolicos en México y se llama Andrés Manuel López Obrador. Al igual que el merolico callejero, Andrés López no tiene reparo en hacer uso de la mentira vil y directa. Desde el momento del complot y sus supuestas pruebas que prometió entregar y nunca lo hizo; hasta hoy día con su invención de un fraude electoral que claramente no existe.

El 3 de julio inicio la estrategia mentirosa de este merolico. Le dijo a todos que había un fraude en la elección, un fraude cibernético, que el sistema de computo contaba con un algoritmo matemático controlador de los resultados; el merolico Andrés López decía que tenía pruebas (http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/latin_america/newsid_5161000/5161844.stm ). Hoy dice que no, no hubo fraude cibernético, el fraude se dio en las actas (http://www.eluniversal.com.mx/nacion/140759.html). ¿Hasta qué punto se va a detener este señor?, no se va a detener, el que miente no para de mentir y el que no coopera con su mentira es acusado de traidor.


Pero qué importancia tiene la mentira inicial del fraude cibernético, si ya logró atraer la atención de los medios. Andrés López cuenta ya con un público puesto y dispuesto a su alrededor, un público que creerá en actuales y futuras mentiras.


Andrés López ya cuenta con un grupo de gente que cree en él. Pero por otro lado, existimos personas que presenciamos su actuación desde el principio y sabemos detectar sus puntos de quiebre. La verdad no se fabrica con mentiras, y no dejan de ser mentiras aunque un millón de personas las crean.

 


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus