Jaque Mate
Ago 23, 2006
Sergio Sarmiento

Alianza para la gobernabilidad

El PRD está volviendo a sus viejos tiempos de intransigencia y de violencia. Queda claro que Calderón, en caso de ser ratificado como presidente, no podrá lograr ningún acuerdo con ese partido en todo el sexenio. Sólo hay una opción para mantener la gobernabilidad.

Mientras la mayor parte de la sociedad mexicana se ha polarizado por los bloqueos de Andrés Manuel López Obrador y el PRD en Oaxaca y en el corredor turístico de la ciudad de México, empiezan a surgir indicaciones de cómo se podrá gobernar México si el Tribunal Electoral confirma el triunfo de Felipe Calderón y declara válida la elección presidencial del pasado 2 de julio.

 

Esta semana pasada la dirección nacional del PAN tomó dos decisiones importantes para ello. Por una parte, le pidió a su candidato al gobierno de Chiapas, Francisco Rojas Toledo, que renunciara a la elección del 20 de agosto y pidiera el apoyo de los panistas para José Antonio Aguilar Bodegas, el candidato del PRI, con el fin de enfrentar al candidato de la alianza Por el Bien de Todos, el ex priista Juan Sabines Guerrero. Días después el PAN anunció su respaldo a Ulises Ruiz, el gobernador priísta de Oaxaca, a quien un movimiento impulsado por el PRD está tratando de desplazar de su cargo.

 

Estas dos acciones no son una simple coincidencia. Los panistas están ofreciendo una rama de olivo muy importante al PRI a sabiendas de que con la campaña contra el resultado de la elección del 2 de julio que mantiene Andrés Manuel López Obrador, y con la división del Congreso que prevalecerá en la próxima legislatura, el único aliado posible que puede tener el PAN para lograr la gobernabilidad del país la puede dar el PRI.

 

El PAN ha corrido con suerte en este esfuerzo debido a que, a pesar de sus diferencias internas, el PRI ha escogido a dos políticos pragmáticos y con experiencia como coordinadores de sus bancadas parlamentarias. Tanto Emilio Gamboa en la Cámara de Diputados como Manlio Fabio Beltrones en el Senado entienden su profesión como el arte del diálogo y de los acuerdos. Sus diferencias ideológicas con el PAN son importantes, pero los dos han tenido responsabilidades de gobierno y entienden la importancia de mantener la gobernabilidad del país.

 

Quizá el mayor error que tuvo Vicente Fox cuando asumió la Presidencia de la República el 1ro de diciembre de 2000 fue no entender que si bien él había sido electo primer mandatario del país los electores optaron por hacer del PRI el partido mayoritario en las dos cámaras del Congreso. En lugar de aprender a negociar con ese partido, pensó que podía gobernar solo con los miembros de su partido. El esfuerzo resultó infructuoso. En buena medida las reformas estructurales no se lograron, ni se pudieron establecer las bases que permitieran que el país tuviera un crecimiento más rápido y con mayor creación de empleo, por el constante conflicto entre el PAN, por un lado, y el PRI y el PRD por el otro.

 

Hoy el PRD está volviendo a sus viejos tiempos de intransigencia y de violencia. Queda claro que Calderón, en caso de ser ratificado como presidente, no podrá lograr ningún acuerdo con ese partido en todo el sexenio. La única opción que tiene para mantener la gobernabilidad es negociar con el PRI. Y los priístas lo saben.



Comments powered by Disqus
El punto sobre la i

Si le sacas $5000 a un tipo que trabaja y les das $1000 a cinco tipos que no trabajan, pierdes un voto pero ganas cinco. En el neto ganas cuatro. Ésta es la esfera piramidal más grande de la historia: se llama socialismo. Los que reciben planes no deberían tener derecho a votar.

Miguel Ángel Boggiano
Entrar
Encuesta de la semana
Durante el 1T de 2020 el PIB se contrajo -2.2 % en comparación anual y -1.2% vs trimestre anterior, esto antes de la crisis por el COVID-19. Con esto son 4 trimestres consecutivos con caída, ¿cuándo volveremos a observar crecimiento económico en México?
Artículos recientes...
Manuel Suárez Mier
• ¿Qué sigue a la crisis económica?
Arturo Damm
• El reto
Rodrigo Hernández
• Analfabetismo económico mexicano
Arturo Damm
• Ackerman, ¿victimario?
Ricardo Valenzuela
• La economía cósmica
Arturo Damm
• Decrecimiento, preocupante