LUNES, 9 DE OCTUBRE DE 2006
La estrategia perredista del próximo sexenio

La decisión de López Obrador de liberar al hijo del "Chapo" Guzmán recién capturado fue...
Un acierto
Un error
No sé



El punto sobre la i
“Todo gobierno, por supuesto, va contra la Libertad.”
H.L. Menken


Más artículos...
Roberto Salinas
• Populismo en América Latina

Arturo Damm
• Narcotráfico (III)

Arturo Damm
• Narcotráfico (II)

Víctor Hugo Becerra
• México: Del Estado fallido al Estado vencido

Arturo Damm
• Narcotráfico (I)

Manuel Suárez Mier
• Estancamiento sincrónico

Arturo Damm
• Riqueza


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Godofredo Rivera







“Por cada reforma estructural que necesita México para salir del atraso, el PRD tiene una curiosa interpretación. A continuación las enumero, para que no le caigan de sorpresa, amigo lector.”


Como ya se ha expresado claramente en esta página, el Presidente Electo Felipe Calderón enfrentará en su sexenio una serie de retos en materia económica y política. Será pues necesario contar con la estrategia y sagacidad política adecuada para poder negociar con los partidos de oposición las distintas reformas que la economía mexicana necesita. La aplicación de la ley también será vital, pues el PRD no aceptará perder en el Congreso con el PRI y el PAN. Ya lo vimos en las pasadas elecciones presidenciales, este partido está lleno de antidemócratas, de falsos paladines de la pobreza, de falsos liberales, que en conjunto intentan imponer por la fuerza su vetusto y anacrónico proyecto de nación.

 

En medio de este escenario, ya se apresta el PRD para iniciar toda una estrategia de chantaje, mentiras, violencia y toda clase de improperios para impedir a toda costa que México se modernice. Claro, la visión política y económica setentera que del mundo tiene este partido político, le impide apreciar la necesidad de cambios económicos que necesita el país. A continuación enumeraremos varias de las reformas estructurales urgentes que requiere México para detonar la inversión y con ello el crecimiento económico. Al lado de dichas reformas, señalaremos la interpretación que el PRD le dará a cada medida que busque mejorar la competitividad de la economía mexicana. Se tratará de toda una estrategia para desinformar a la opinión pública y, con ello, abortar cualquier medida de política pública que modernice a la economía mexicana.

 

  • Apertura de los sectores energéticos a la inversión privada.

Para el PRD esto será anunciado como: “Venta de Pemex y CFE a las trasnacionales”.

 

  • Modernización de los mercados laborales.

Para el PRD esto será anunciado como: “Ley Abascal pro empresarial contra las conquistas y derechos de los trabajadores”.

 

  • Facilidad para el pago de impuestos bajando y uniformizando las tasas impositivas, así como la eliminación de cualquier privilegio fiscal.

Para el PRD esto será anunciado como: “Atraco fiscal contra los más pobres”.

 

  • Reforma al sistema de pensiones del gobierno.

Para el PRD esto será anunciado como: “Despojo de los derechos de jubilación de los trabajadores del gobierno”.

 

  • Consolidación de la apertura comercial de la economía mexicana (nuevos tratados).

Para el PRD esto será anunciado como: “Continuación de la política neoliberal aperturista en perjuicio de la planta productiva nacional”.

 

  • Privatización de algunos servicios públicos.

Para el PRD esto será anunciado como: “Continuación de la política entreguista del patrimonio nacional”.

 

  • Apertura y mayor competencia en las telecomunicaciones.

Para el PRD esto será anunciado como: “Consolidación de la ley Televisa y entrada de las trasnacionales al mercado nacional”. En particular al PRD le molestará que le hagan más competencia a TV Azteca.

 

  • Mayor descentralización y responsabilidades fiscales para los estados de la República.

Para el PRD esto será anunciado como: “Desentendimiento de la Federación de sus obligaciones fiscales”.

 

  • Consolidación de leyes que limiten el déficit fiscal (derroche) del gobierno federal.

Para el PRD esto será anunciado como: “consolidación del frío e insensible neoliberalismo fiscal”.

 

  • Mayor transparencia y escrutinio de los recursos públicos.

Para el PRD esto será anunciado como: “Deseable mayor transparencia de los recursos públicos en los estados que gobierna el PAN”. Del DF, claro, el PRD no dirá nada al respecto.

 

  • Aplicación estricta del estado de derecho contra los rijosos.

Para el PRD esto será anunciado como: “Sometimiento del pueblo al gobierno panista tirano”.

 

  • Mayor protección a la propiedad privada de las personas y las empresas.

Para el PRD esto será anunciado como: “Abandono del gobierno del bien común y la utilidad pública”.

 

  • Perfeccionamiento de las Políticas sociales focalizadas (subsidios no generalizados).

Para el PRD esto será anunciado como: “Injerencia del Banco Mundial en la lucha contra la pobreza”.

 

  • Mayor integración económica y política con EU (a pesar del estúpido muro).

Para el PRD esto será anunciado como: “Sometimiento de la política exterior a Washington”.

 

Y así podríamos seguir amigo lector. A cada propuesta de reforma estructural, el PRD le intentará poner trabas y, mediante mentiras y calumnias, tratará de reventar todo intento de reformar y modernizar a la economía mexicana.

 

Lo de menos son los encabezados que, en su estrecha visión del mundo, le ponga el PRD al nombre correcto de las reformas. Lo preocupante es que en cuanto entre en funciones el próximo gobierno, el PRD no se limitará a expresar su opinión. Intentará primero, como ya dijimos, echar gritos y mentiras a cada propuesta de modernización. En esta chamba le ayudarán algunos medios de comunicación (con encabezados y editoriales amarillistas y falaces) como Tv Azteca, la revista Proceso, y por supuesto, los lacayos perredistas del periódico La Jornada.

 

Si esto no funciona, intentarán tomar las calles y, de ser posible, pozos e instalaciones petroleras (esto ya lo advirtió López).

 

Es preciso que desde el primer día Calderón se ponga las pilas y, con la ley en la mano, ponga orden a cualquier intento de violentar las calles y/o la seguridad de los ciudadanos. Si le tiembla la mano para aplicar la ley como le ha pasado a Fox, entonces, además de tener otro sexenio sin reformas, reinará la anarquía, la violencia y el asesinato (como hoy sucede en Oaxaca gracias al miedo de Fox a aplicar la ley). México podría ser rehén de la izquierda obsoleta y retrógrada. Por el bien de todos los mexicanos, ojalá eso no suceda.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus