MARTES, 10 DE OCTUBRE DE 2006
Investigaciones “inútiles”, pero divertidas

¿Usted cree que es buen momento para realizar inversiones en México?
No
No sé



El punto sobre la i
“Si del derecho a la vida se desprende el derecho a defenderla, del derecho a defenderla, ¿no se desprende el derecho a la portación de armas?”
Félix de Jesús


Más artículos...
Víctor Hugo Becerra
• El gobierno de López Obrador, un fracaso

Arturo Damm
• Noticias: una buena, una mala

Manuel Suárez Mier
• Destierro a los expertos

Arturo Damm
• Impuestos, la justificación moral

Luis Pazos
• Presupuesto 2020, ¿realista?

Arturo Damm
• El presupuesto y el crecimiento

Ricardo Valenzuela
• Unión de Estados Americanos y Socialistas (I)


Pulsaciones...
• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

Ricardo Medina







“¿Por qué los espaguetis no se rompen a la mitad?, ¿por qué la gente detesta el sonido de las uñas deslizándose sobre un pizarrón?, ¿es un gourmet –comedor minucioso- el escarabajo de estiércol?, ¿cuáles son las consecuencias del uso de palabras innecesariamente largas en el lenguaje erudito?, ¿un masaje rectal es el mejor remedio para episodios de hipo resistentes a otros tratamientos?”


Cada año en octubre se entregan los premios Nobel y también los premios Ig Nobel, que algunos traducen como “premios innobles”. Los Ig Nobel de este año 2006 se entregaron el jueves pasado en el teatro Sanders de la Universidad de Harvard, por parte de la organización “Improbable Research”, que, dice su lema, se ocupa de “investigaciones que hacen que la gente se ría, y entonces piense” (ver en Internet: http://www.improb.com/ig/ig-pastwinners.html#ig2006).

 

Algunos de los premios de este año: En ornitología, se otorgó a dos investigadores de las Universidades de California en Los Ángeles y en Davis, por explorar y explicar por qué los pájaros carpinteros no sufren dolores de cabeza.

 

En nutrición el premio fue para investigadores de Kuwait que lograron demostrar que los escarabajos de estiércol son comedores refinados o “gourmets”; hallazgo que se encuentra en el trabajo: "Dung Preference of the Dung Beetle Scarabaeus cristatus Fab (Coleoptera-Scarabaeidae) from Kuwait,".

 

Investigadores españoles recibieron el galardón en química por sus trabajos acerca de los efectos de la velocidad ultrasónica sobre la temperatura del queso cheddar.

 

El premio de medicina este año fue por el documentado reporte de un caso clínico: “Terminación del hipo intratable, mediante masaje digital en el recto”.

 

Más divertido, a mi juicio, fue el premio de medicina del año 2005, otorgado al estadounidense Gregg Miller por su invención de testículos de goma de reemplazo para perros castrados, en diferentes tamaños y con diversos grados de firmeza.

 

Aunque no se queda atrás otro premio, este en economía, otorgado en años pasados a Karl Schwalzer y al país de Lichtenstein por hacer posible el alquiler de una nación entera para bodas, bar-mitzvas y otras reuniones.

 

Este año, el premio Ig Nobel de literatura fue para un documentado estudio de Daniel Oppenheimer de la Universidad de Princeton acerca de las consecuencias del uso de palabras innecesariamente largas en el lenguaje erudito.

 

El premio en acústica correspondió a una investigación acerca de por qué las personas se molestan con el ruido de las uñas de los dedos rascando la superficie de un pizarrón, en el que intervinieron académicos de varias universidades estadounidenses.

 

El premio en matemáticas este año correspondió al estudio de científicos australianos acerca del número óptimo de fotografías que se deben tomar para (casi) asegurarse de que nadie aparecerá con los ojos cerrados en una fotografía de grupo.

 

Tal vez para la edición 2007 de los premios Ig Nobel, algunos especialistas mexicanos en ciencias sociales o en matemáticas aplicadas podrían proponer una original investigación acerca del tamaño óptimo de las mesas de negociación en conflictos políticos aparentemente irresolubles.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus