DOMINGO, 6 DE NOVIEMBRE DE 2005
Hoy votaría por Felipe Calderón

¿A quiénes deben ir dirigidos los apoyos por parte del gobierno en esta crisis provocada por el Covid19?
A las personas
A las empresas
Sólo a las Pymes
A todos
A nadie



El punto sobre la i
“El gobierno es un mal necesario”
Thomas Paine


Más artículos...
Santos Mercado
• Después de la pandemia, a resolver la crisis económica

Manuel Suárez Mier
• Liderazgos fallidos

Arturo Damm
• Domingo, día clave

Fernando Amerlinck
• Hernán Cortés, el padre de la patria

Luis Pazos
• AMLO, ¿suicidio político?

Arturo Damm
• Lo ha dicho Negrete

Ricardo Valenzuela
• ¿Cómo llegó Marx a EU… y a México? (II)


Pulsaciones...
• De la amnistía a la legalización

• Votar, ¿derecho u obligación?

• Extinción de dominio y Estado de chueco

• Ante la 4T, ¿qué hacer?

J. Alberto Hernández







“El PRI y el PRD tienen candidatos con pasados recientes de falta de respeto a las instituciones y la alternancia merece otra oportunidad continuar.”


La alternancia en el poder debe trascender el 2006, sería un grave retroceso histórico que el PRI regrese al poder, es más, parecería que todo lo tenían planeado, y que incluso escogieron al sucesor ideal para unas cortas vacaciones en la oposición. Es cierto que el rasgo básico de la democracia es que quien hoy es minoría u oposición mañana pueda ser mayoría o gobierno, como también es cierto que el PRI tiene todas la de ganar en una elección nacional por su anquilosada maquinaria electoral y porque ya gobierna más que nadie a nivel municipal y estatal. Es decir, que los partidos que contienden con el PRI lo hacen en clara desventaja, a lo cual hay que sumar que el PRI tiene cooptado ya al verde ecologista, un negocio familiar y agencia de puestos gerenciales que como partido es un gran buitre antes que un colorido tucán.

 

Votaría por Felipe Calderón aun cuando apenas lo conozco, es más, no he escuchado ninguna de sus propuestas, para que el proceso de democratización que ha surgido en México en el último cuarto del siglo XX -y tuvo su colofón en el 2000- continúe, para mantener viva la llama de la esperanza y para darle otra oportunidad al cambio.

 

Seguramente alguien estará pensando “pues entonces vota por Andrés Manuel”, pues no, no votaría por él porque su equipo de gobierno se vio envuelto en escándalos de corrupción. Si incluso su principal operador político fue exhibido públicamente en malversaciones, qué podríamos esperar de su jefe en la presidencia. Peor aún, en su defensa ante el proceso de desafuero AMLO cargó contra todos desde la máxima tribuna; parte de lo ahí expresado es verdad, pero no veo como presidente a alguien dispuesto a insultar a los representantes institucionales para serlo.

 

Por Madrazo tampoco votaría, no por lo que hizo o dejó de hacer en Tabasco, eso la verdad creo que es -tristemente- normal en los gobiernos de los estados de la república, sino por su historia más reciente. Recuerdo que ganó la presidencia del PRI tras una violenta interrupción en la sede nacional de este partido, y quién no recuerda que Montiel renunció tras ser vapuleado en directo. En síntesis, él también está dispuesto a golpear, “madrear” diríamos en México, a instituciones y personas con tal de llegar.

 

Con la renuncia de Montiel, Madrazo perdió la oportunidad de ser elegido democráticamente, lo que constituye de facto la vuelta a los viejos tiempos.

 

Mas no sólo por descarte votaría por Felipe, sino también porque no es el candidato de Fox, sino el candidato del PAN. Por cierto no sé qué queda del PAN después de este sexenio en el poder, pero aún así al distanciarse Calderón de la presidencia también lo hace de su mala gestión.


 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus