VIERNES, 12 DE ENERO DE 2007
Internet o la libertad en acción

¿Usted cree que es una buena idea que sean Pemex y la Secretaría de Energía quienes construyan una refinería?
No
No sé



“Si se viola una ley injusta lo único que se viola es esa ley, no algún derecho de alguien. Por el contrario, si se viola una ley justa se viola la ley y algún derecho de alguien.”
Othmar K. Amagi

Fernando Amerlinck







“La libertad individual siempre produce lo inesperado, porque en ella se suelta la inventiva humana, la creatividad, la imaginación. Sólo en libertad puede manifestarse el valor infinito de cada individuo.”


Desde 1995 tengo viva la sobrecogedora impresión de quien por primera vez se acerca a internet y siente lo que significa. Publiqué entonces: "…no es un suceso pasajero más. Internet es, simplemente, un cambio de civilización."


Conservo esa impresión y esa opinión; más aún hoy. Internet es floración espontánea de nuevas posibilidades, espacio ilimitado para la acción humana libre. Y está hoy, más que nunca, en manos de la gente. Nada hay más democrático ni mejor distribuido, que el poder de la red. Hasta al SAT le sirve (para hacer imposible la vida a los cautivos).


A ningún Arthur Clarke o H.G. Wells se le ocurrió algo así. En toda la trilogía de Foundation (1942-1950), de Isaac Asimov, no hay siquiera una computadora ayudando a gobernar el Imperio Galáctico. Si ni los profesionales de la ficción científica atisbaron algo así, mucho menos pudo haberlo previsto un esforzado planificador socialista o un régimen marxista. Internet es impensable en un sistema que conculque la libertad individual. Ésta siempre produce lo inesperado, porque en ella se suelta la inventiva humana, la creatividad, la imaginación. Sólo en libertad puede manifestarse el valor infinito de cada individuo.


Hoy internet es, más que nunca, medio global que hacen personas de carne y hueso: se anuncian y comunican allí, lo hacen y deshacen, publican fotos o películas, informan, forman, deforman. Es tan libre que cualquiera puede modificar ciertos portales a su antojo. La revista Time declaró como persona del año a "Usted", precisamente por la capacidad individual de actuar en internet. Yo mismo he corregido cosas en Wikipedia, enciclopedia que por ser de libre creación, acaba depurándose hasta el infinito.


También es némesis, terror, pesadilla de todo dictador. Por algo en Cuba sólo lo tiene el que decide la burocracia; pero en Venezuela se le adelantó a Chávez, quien seguro lo odia tanto como odia la libertad. Ganas no han de faltarle de suprimirlo: los esclavistas siempre hallan formas de impedir la libertad ajena. Pero la libertad opera mayores prodigios. Es más fácil suprimir una televisora o robar una radiodifusora que algo tan distribuido como internet. Esa arma de libertad distribuida podría actuar contra la dictadura de Chávez; la red es contradictoria con toda centralización del poder.


Y es que en internet todo es libertad. Es de consecuencias insospechadas e impredecibles, el que millones y millones tengan en la punta de los dedos un poder distribuido, y acceso a datos ilimitados. Una explosión de poder popular y de nuevas posibilidades que rebasa a toda imaginación, y apenas empieza. Un arma contra la línea de flotación de los dictadores y su poder centralizado.
Una nueva civilización. O más. Pero no menos.

• Liberalismo

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus