JUEVES, 8 DE FEBRERO DE 2007
Productividad en el campo

¿Usted considera que la política debe estar por encima de la economía?
Sí, la política debe estar por encima de la economía
No, la economía debe estar por encima de la política
No, la economía debe estar al margen de la política
No sé



El punto sobre la i
“Trato de tomar los mejores elementos de la justicia social y de la libertad económica. Lo que exploro es la posibilidad de una tercera constelación, más alta que las otras dos, moralmente mejor. Libertad económica, sí; justicia social, sí.”
John Tomasi


Más artículos...
Manuel Suárez Mier
• ¿Responsabilidad social?

Arturo Damm
• IED, preocupante

Luis Pazos
• Más impuestos menos crecimiento ¡lógico!

Arturo Damm
• Desaceleración, más muestras

Ricardo Valenzuela
• ¿Quiénes controlan los gobiernos? (I)

Isaac Katz
• ¿Qué falló? (I)

Sergio Sarmiento







“La manifestación del 31 de enero en contra de las alzas de precios reveló la ignorancia de muchas organizaciones políticas al respecto de cómo funciona la economía.”


La manifestación del 31 de enero en contra de las alzas de precios reveló la ignorancia de muchas organizaciones políticas al respecto de cómo funciona la economía. Sólo así puede entenderse que, por una parte, se proteste en contra del aumento de la tortilla y de otros productos básicos y, por la otra, se objete la apertura agrícola que tendrá lugar el próximo 2008 en el seno del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

 

El gobierno puede tratar de contener el alza en el precio de la tortilla, como lo ha hecho en las últimas semanas, con el fin de favorecer a los consumidores que se han visto lastimados por el alza en el precio de la tortilla. Para ello es importante ampliar los cupos de importación de maíz, o incluso adelantar la apertura prevista para el año que viene, con el fin de lograr una moderación en el precio.

 

Por otra parte, el gobierno bien podría tratar de apoyar a los productores mexicanos de maíz, como lo ha hecho a lo largo de las décadas, y mantener cerrada la frontera a la importación del grano. Pero esto llevará a una escasez del producto en México, especialmente de maíz amarillo, ya que tenemos un déficit de 7 a 8 millones de toneladas en este rubro, y por supuesto llevará a un alza muy fuerte del precio de la tortilla y de otros productos en que el maíz es un insumo importante.

 

No sorprende que el gobierno y las fuerzas políticas de nuestro país estén realizando esfuerzos por moderar o evitar el aumento brusco en el precio de la tortilla. Las consecuencias políticas del alza en el alimento fundamental de los mexicanos son enormes. La popularidad del presidente Felipe Calderón tuvo una caída de más de 10 puntos porcentuales en los primeros días de enero como consecuencia directa del aumento en la tortilla. Y estos mismos puntos recuperó con su Acuerdo para Estabilizar el Precio de la Tortilla.

 

Pero ni los subsidios ni los controles de precios ayudarán a resolver el problema del aumento del precio de la tortilla o el de la pobreza en el campo. Para eso se necesitan reformas de fondo que permitan aumentar la productividad de la agricultura de nuestro país. Tenemos un país muy competitivo en frutas y hortalizas, pero la falta de agua en el norte y la fragmentación de la tierra que en el sur imponen la geografía y el ejido hacen realmente imposible que podamos subir lo suficiente la producción para tener maíz con un precio suficientemente bajo y que al mismo tiempo le dé un buen nivel de vida a los campesinos.

 

Lo más lógico es que el sur del país lo convirtamos a la producción de productos de mayor valor agregado, como aguacate, tomate, lechuga, fresa o flores, aunque eso signifique que tengamos que importar maíz barato estadounidense en el marco del TLC. El gobierno, en lugar de aumentar subsidios, debe proporcionar créditos y apoyo técnico para esta transformación y debe tomar medidas para que las empresas distribuidoras no lleven a cabo prácticas monopólicas.

 

El problema del maíz y de la tortilla es demasiado importante para aplicar soluciones fantasiosas y políticas. Tenemos que entender cómo funciona el mercado y tomar medidas que se apoyen en él para dar mejores ingresos a los productores y mejores precios a los consumidores.

• Tortilla

 Comentarios al artículo...
Comments powered by Disqus